La selección española se medirá a Rusia en los octavos de final del Mundial de Rusia después de firmar un triste empate ante una Marruecos ya eliminada. El Grupo B dio un vuelco en un minuto con el VAR como protagonista, tanto en este partido como en el Portugal-Irán.

Publicidad

Vuelco en un minuto. España se clasificó como primera de grupo para los octavos de final del Mundial de Rusia gracias a una carambola que tuvo como protagonista al VAR, la tecnología implantada por la FIFA para este campeonato. Y lo hizo , además, en un minuto loco que puso patas arriba el Grupo B.

En los últimos compases del España-Marruecos y del Portugal-Irán, todo cambió. Era el minuto 90 de juego en Kaliningrado cuando España sacó un córner en corto. Y encontró a Iago Aspas en el área, que remató de espuela-volea para colar el balón a gol. El festejo duró décimas de segundo. Y es que el juez de línea levantó el banderín. Desde la sala del VAR pidieron tiempo para revisar la jugada porque solo tenía el brazo en fuera de juego (las extremidades superiores no cuentan). Finalmente se decidió darlo por bueno en el minuto 91 del partido.

LA CARAMBOLA

Paralelamente, en el minuto 89 del otro partido del grupo, un centro de Irán fue desviado por la mano de Cedric. Pero no fue señalada de inicio. El VAR intervino y ajustició la jugada como penalti. Ya en el 93, Ansarifard no falló para Irán y puso las tablas (1-1) en el marcador. Así, Portugal pasaba de ser primera a ser segunda y pedir la hora.

Así que España, en un partido lamentable, igualó ante Marruecos y acabó la fase de grupos como primera. Por delante de Portugal gracias a contar con un gol más. Este hecho puede tener una importancia vital, pues ahora los de Fernando Hierro van por la parte más asequible, a priori, del cuadro. El próximo rival: la anfitriona Rusia el próximo domingo a las 16:00 horas.

En las redes sociales, el VAR fue la palabras más repetida. Decenas de comentarios y memes ensalzaron esta nueva tecnología.

Publicidad

Comentarios