Misma maquinilla de afeitar, distinto precio. Y sólo porque una de ellas está destinada a las mujeres. Es el fraude escandaloso de la ‘tasa rosa’ que denuncia Facua en su Twitter este martes.

Publicidad

Aunque hay muchos productos que se venden más caros sólo por el hecho de que están destinados a mujeres, el caso de las maquinillas de afeitar escandaliza sobremanera. Facua ha denunciado explícitamente este abuso en su cuenta de Twitter este martes. Y es que las cuchillas destinadas al sector femenino pueden llegar a costar hasta un 171% más que las mismas para hombres.

Idénticas al resto de maquinillas para afeitar, las etiquetadas “para mujeres” llegan a encarecerse hasta un 171%. Es el resultado del análisis que ha realizado Facua y que pone de manifiesto el escandaloso fraude de la llamada ‘tasa rosa’.

“Una mujer puede llegar a pagar casi el triple por una maquinilla de afeitar si cae en la trampa de creer que las que utilizan denominaciones y reclamos destinados al público femenino tienen alguna diferencia técnica”, denuncian desde Facua.

Tanto es así que incluso llegan a separarlas de las genéricas para evitar que las consumidoras puedan comparar precios fácilmente.

“Para reforzar el engañoso mensaje de que las maquinillas de color rosa están destinadas a las mujeres, hay marcas que inciden en que sus versiones en azul o gris están destinadas exclusivamente al público masculino, con denominaciones comerciales que incluyen las palabras ‘hombre’ o ‘men’, en inglés”, recogen en su estudio la asociación de consumidores.

De todas las analizadas, Facua establece que sólo las marcas Gillette y Wilkinson mantienen el precio en sus variantes destinadas a mujeres.

Casos flagrantes

Por el contrario, Facua denuncia que las marcas distribuidas por Carrefour son las que más fraude cometen. Así, mientras un paquete de 10 cuchillas con dos hojas se vende por 85 céntimos, el mismo producto en ‘rosa’ cuesta 2,30 euros.

En la marca Bonté, distribuida por Dia, el paquete de 20 maquinillas de afeitar para hombres cuesta 1,75 euros por los 2,30 euros del paquete de 10 unidades para mujeres. La diferencia de precio se va así al 163%.

Por último, la marca Cien, vendida en Lidl, encarece sus productos ‘rosas’ hasta un 100%. Y es que aunque el producto es exactamente igual y el precio el mismo (99 céntimos), el paquete de hombres contiene 12 unidades por las 6 que lleva el de mujeres. Así, con la tasa rosa se paga el doble a efectos reales.

 

Publicidad

Comentarios