El suicidio de Celia Fuentes sigue copando titulares. El último, tras conocerse cómo murió la joven influencer e instagramer a los 27 años de edad.

Publicidad

Según ha publicado ‘El Mundo’, Celia Fuentes se ahorcaba con una sábana en su casa de Majadahonda, donde era encontrada sin vida por su padre, un militar ya retirado.

Al parecer, el pasado domingo, el padre de Celia acudía a las 21:30 horas a casa de su hija, a quien se encontraba sin vida. Su cuerpo colgaba de la escalera con una sábana, siendo ya la tercera vez que intentaba suicidarse. En esta ocasión, lamentablemente, nadie pudo hacer nada por ayudar a la joven e impedir tan trágico final.

Una muerte que llegaba meses después de haber iniciado un romance con el político argentino Facundo Moyano, que terminó por el deseo de éste de seguir junto a su pareja y que fue el inicio del fin de Celia. De hecho, su propio padre contaba a la Guardia Civil, tras encontrar a su hija sin vida, que todo había sido por un problema sentimental.

Algo que unido a su propio infierno personal, con continuas depresiones, le llevó a tomar la decisión de quitarse la vida con tan sólo 27 años. En uno de sus últimos whatsapp ya contaba a una de sus pocas amigas que era “todo fachada” y que se sentía “sola”. Su vida no era la que reflejaban las redes sociales, donde todo era felicidad, alfombras rojas, photocalls o grandes viajes y desfiles de moda.

Pese a ello, también intentó dar un grito de auxilio hace unas semanas, cuando compartió en Instagram un vídeo en el que aparecía en un parking tras salir de un festival. Con el maquillaje corrido por las lágrimas, contaba que su vida no era tan bonita como hacía creer y que estaba obligada a idealizar su día a día por trabajo. Quitó el vídeo rápidamente, consciente de que las marcas sólo quieren influencers que vendan una vida plena y perfecta. Vida que se apagó con una sábana hace una semana.

Publicidad

Comentarios