“Tras el uso de la cocaína es recomendable aspirar agua tibia” o “Para evitar hemorragias nasales conviene pulverizar bien el speed”. Estas son algunas de las ‘recomendaciones’ y ‘consejos’ que incluye el folleto que el Ayuntamiento de Zaragoza está difundiendo y por el que el PP ha solicitado su retirada.

Publicidad

Enorme polémica en Zaragoza. El Ayuntamiento de la ciudad, gobernado por la coalición Podemos-IU, ha financiado un folleto sobre drogas que, entre otras cosas, da abundantes consejos sobre cómo consumir diversos tipos de estupefacientes.

La publicación, de 32 páginas, ha sido promovida por el colectivo denominado Consumo-con-ciencia’, con el patrocinio económico del Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la junta municipal del Casco Histórico.

El Partido Popular ha pedido la retirada inmediata del folleto al entender que aborda el consumo de drogas de un modo “completamente contraproducente en lo que se refiere a las políticas de prevención”. La publicación banaliza, según el PP, las drogas ilegales “equiparándolas no sólo con sustancias legales, sino también con medicamentos o alimentos”.

Así, se puede leer que “en ningún lugar del mundo ha existido una comunidad humana que no haya utilizado sustancias psicoactivas”. “Hoy las seguimos usando cotidianamente todas las personas sin excepción: alcohol, tabaco, cánnabis, Valium, trankimazín, paracetamol, cocaína, anfetaminas, hongos psilocibios, café, cacao…”, señala la publicación.

BANALIZA

“Si sabes consumir drogas no tiene porqué pasarte nada”, es una de las conclusiones que ha extraído el portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Jorge Azcón al dar lectura a varios párrafos del folleto, en los que dice que “en lo relativo al consumo de drogas se debe ajustar la percepción de riesgo al riesgo real, para no reproducir la fábula de ‘Pedro y el lobo’. Hablar de riegos… y hablar también de placeres y de salud”.

Azcón ha enfatizado que es un folleto dirigido a los jóvenes y “puede suponer incluso una incitación al consumo de drogas con un sesgo ideológico, ya que añade en otro párrafo que “no protege la ley, protege el conocimiento: No matan las drogas, mata la ignorancia”.

El portavoz del PP ha considerado que la publicación “equipara las drogas ilegales con medicamentos, trata de normalizar la sustancias, las contraindicaciones son absolutamente sesgadas y obvia causas y efectos o minimiza los de probada evidencia científica”.

Azcón ha alertado de que, en ocasiones, el folleto habla “del manual de uso e iniciación al consumo de drogas en el que se recomienda y aconseja cómo tomarlas y afrontar los riesgos legales que conlleva”.

CANNABIS

La publicación hace referencias expresas y diferenciadas al cannabis, speed y cocaína en las que aborda las contraindicaciones, precauciones, posología y efectos secundarios.

En el caso del cannabis, el folleto expone los siguiente: “Es mucho más recomendable consumirlo sin mezclar y vaporizado; es decir sin combustión”, y como efecto secundario reza que “su posesión o consumo en lugares públicos está sancionado con una multa mínima de 601 euros…”.

SPEED

En el ámbito de la posología en el folleto se afirma que “la dosis depende de la fisiología de cada persona y del nivel de tolerancia que haya alcanzado a la sustancia. En general se recomienda que las ‘rayas’ de speed sean más pequeñas que las de cocaína, debido a que la anfetamina es más potente por unida de peso”.

Entre las precauciones avisa de que para evitar hemorragias nasales “conviene pulverizarlo bien. Cuando el speed se ha hecho una pasta puede ser útil calentarlo hasta convertirlo en polvo. Otra opción es consumirlo en ‘bombitas’. Se debe espaciar más las tomas que si se consume cocaína, puesto que la potencia y la duración de los efectos es mayor'”.

COCAÍNA

El último apartado está dedicado a la cocaína e instruye en la realización del utensilio para la toma. “Para fabricar un rulo que no dañe los epitelios nasales es preferible utilizar un papel o cartón enrollado que tubos o cañas de materiales duros. Pulverizar bien la cocaína (machacando bien los cristalitos previos a la aspiración) reduce la aparición de hemorragias y ulceraciones en las mucosas de la nariz.

“Le dicen a la gente joven que no se hagan daño en la nariz cuando están consumiendo cocaína y les dicen que utilicen el canuto adecuado no se vayan a hacer daño en la nariz, pero no les dicen que pueden machacarse la vida entera”, ha comparado Azcón.

El folleto también avisa de que la cocaína está contraindicada en “niñ@s, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. En personas con enfermedades del hígado, corazón o riñón. Si se van a conducir vehículos o manejar maquinaria peligrosa. Cuando se tienen problemas psicológicos o se está atravesando un mal momento. También se debe evitar su consumo si se está recibiendo cualquier tipo de medicación”.

“DESTROZA LAS POLÍTICAS DE PREVENCIÓN”

Tras esta exposición, Azcón ha criticado que el folleto “está impregnado de ideología, imprecisiones y demagogia. En el fondo es un manual para el uso de las drogas y destroza las políticas de prevención y concienciación que llevan décadas en desarrollo para adoptar una posición supuestamente neutral que equipara la droga con medicina e incita a la promoción de las drogas”.

Por ello, además de exigir la retirada inmediata de folleto “vergonzoso, denigrante y escandaloso”, ha avanzado que reclamará explicaciones a la vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, para que rinda cuentas de que el destino de recursos a luchar contra la droga es “incompatible” con estos folletos.

A su parecer, es “necesario” hacer una política de prevención y reducción del daño a la gente que ya consume drogas, y esas políticas están avaladas por el Plan Nacional de Prevención contra las Drogas, pero este folleto “dice cómo se tiene que meter una raya de coca a gente joven que no se sabe si consumen o no y le anima a que consuman porros en ocasiones importantes porque todo el mundo hace. Por eso es especialmente grave”, ha finalizado diciendo.

Publicidad

Comentarios