La era Pedro Sánchez ha arrancado este viernes con el primer consejo de ministros. Los miembros del Ejecutivo se han hecho la tradicional foto en las escalinatas de Moncloa y el presidente ha repartido una carta a su gabinete.

Publicidad

El Gobierno de Pedro Sánchez ha celebrado este viernes su primera reunión del Consejo de Ministros. Los nuevos miembros del Ejecutivo han ido llegando uno a uno al Palacio de La Moncloa y han posado para los medios gráficos. La tradicional foto de familia del gabinete en las escalinatas se ha realizado al acabar este primer consejo debido a la lluvia que caía en esos momentos en Madrid.

El primer Consejo de Ministros de la era Sánchez ha arrancado e las 10.00 horas y ha concluido dos horas y media después. El presidente, su vicepresidenta, Carmen Calvo, y los dieciséis ministros restantes se han reunido por vez primera en el Palacio de la Moncloa después de haber tomado todos ellos posesión de sus cargos y haber hecho el traspaso de carteras.

Desde primera hora de la mañana han ido llegando los ministros a la sede de la Presidencia del Gobierno y los informadores gráficos han podido tomar imágenes de la llegada de diez de ellos. Unos ya con la cartera de su Ministerio y otros sin ella pero portando carpetas, han ido posando uno a uno para los fotógrafos antes de acceder al interior del edificio del Consejo de Ministros.

Los ministros han ido saludando a los informadores, algunos comentando el día de lluvia que hacía hoy, como el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y otros, como el de Cultura, Màxim Huerta, siendo él el que ha deseado suerte a los reporteros.

Nadia Calviño, Margarita Robles, José Luis Ábalos, Carmen Montón, Isabel Celaá, Pedro Duque (que ha dado un pequeño traspié cuando subía la escalera de acceso al edificio) y Teresa Ribera han sido el resto de ministros a los que los fotógrafos han podido captar accediendo a su primera reunión del Consejo.

En el interior ya estaban, además del presidente, la vicepresidenta, Carmen Calvo, y los ministros María Jesús Montero, Magdalena Valerio, Reyes Maroto, Luis Planas y Meritxell Batet.

Dentro, y en los prolegómenos de que arrancara la reunión, los informadores gráficos han podido captar imágenes mientras los nuevos ministros mantenían diversas conversaciones informales entre ellos.

LA CARTA DE PEDRO SÁNCHEZ

Consenso, negociación, diálogo y ajustarse al presupuesto. Estas son las cuatro peticiones que Pedro Sánchez ha hecho a sus 17 ministros en una carta que les ha repartido antes de que comenzara el consejo de ministros.

En ella, les pide que a la hora de presentar sus iniciativas y medidas, respeten los principios de “estabilidad económica y presupuestaria” derivados de la pertenencia de España a la UE, esto es, los compromisos respecto de la contención del déficit público.

Sánchez recuerda a todos el compromiso del Gobierno con la igualdad, un “principio inspirador” que el Ejecutivo asume “con todo rigor”. “La lucha contra toda discriminación, singularmente la que todavía padecen las mujeres en nuestro país, debe ser un objetivo transversal en la acción política de todos los departamentos”, les advierte.

BUSCAR EL PACTO CON TODOS

Sánchez pide asimismo a sus ministros que trabajen haciendo del “consenso, la negociación y el pacto un mecanismo esencial de funcionamiento”, tanto con los grupos políticos como con las organizaciones sociales y colectivos ciudadanos.

Esa voluntad de diálogo, ordena el presidente, “debe estar dirigida al conjunto de la Cámara sin exclusiones, buscando el acuerdo con todos los grupos parlamentarios“.

Pero Sánchez también manifiesta su intención de tener una relación con el Parlamento distinta de la que marcó la etapa del Ejecutivo anterior de Mariano Rajoy. “El nuevo Gobierno hará de su respuesta a las iniciativas de control parlamentario una seña de distinción en contraste con lo vivido en épocas recientes”, promete. “Lo exigen el respeto a las Cortes Generales y el compromiso inquebrantable con la transparencia y la rendición de cuentas“, explica.

El presidente señala a sus ministros que España vive un momento “apasionante”, con retos “extraordinarios” a los que el Gobierno debe dar respuesta desde el primer momento, desde la consolidación del crecimiento económico y la modernización de la economía, al fortalecimiento de la cohesión social y territorial, sin olvidar la regeneración democrática.

“VOCACIÓN EUROPEÍSTA”

Manifiesta asimismo la clara “vocación europeísta” del Gobierno, “decidido a recuperar el papel protagonista de España en la construcción europea” porque es consciente de que muchos de los retos a los que se enfrenta el país, como el cambio climático, la despoblación, la precariedad y la desigualdad, las migraciones y las amenazas globales a la seguridad requieren una respuesta europea.

“Seamos conscientes, en todo momento, del compromiso que adquirimos con la ciudadanía y del valor de nuestras acciones como servidores del Estado. Respondamos a la ejemplaridad que cabe esperar de este nuevo Gobierno. Estemos siempre a la altura de una ciudadanía que reclama otra forma de gobernar, sirviendo a los intereses generales y a España con toda dedicación”, concluye la carta.

Publicidad

Comentarios