El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz acaba de superar la evaluación de la fase 2D de acreditación como hospital IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia), lo que confirma su compromiso con la protección, promoción y apoyo a la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento, al mismo nivel que los hospitales universitarios Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba, que también cuentan con la acreditación.

Publicidad

Este reconocimiento es fruto del trabajo del Comité de Lactancia de la Fundación Jiménez Díaz. Dicho comité fue constituido en 2009 y en diciembre de 2013 se adhirió a la iniciativa en la fase 1D. “La acreditación como Hospital IHAN se otorga a los hospitales que cumplen una serie de requisitos a lo largo de un proceso muy complejo dividido por fases”, explica la Dra. Cristina Ruiz Serrano, especialista en Pediatría del centro hospitalario y presidenta del citado comité.

La IHAN es una iniciativa lanzada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Foro de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para animar a los hospitales, servicios de salud y salas de maternidad a adoptar las prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento, y para ello proporciona a los profesionales que trabajan en los centros un programa de acreditación que permite y facilita la tarea de iniciar, apoyar y aumentar la duración de la lactancia materna.

Asimismo, como señala la Dra. Ruiz, la iniciativa proporciona el apoyo necesario para que el personal sanitario responsable de la atención a madres y recién nacidos consiga cambiar sus prácticas y mejorar las tasas de lactancia, consiguiendo finalmente la acreditación como Hospital IHAN.

La acreditación IHAN es un galardón que se otorga a los hospitales que cumplen una serie de requisitos, entre ellos los llamados “Diez Pasos para una Feliz Lactancia Natural”, basados en pruebas científicas y aprobados como estándares de buena práctica clínica. Cumplir el Código de Comercialización de Sucedáneos de leche materna -añade la presidenta del Comité de Lactancia de la Fundación Jiménez Díaz- y tener al menos un 75 por ciento de lactancia materna exclusiva al alta, son otros de los condicionantes.

Al hospital acreditado también se le exige ofrecer información y apoyo a las madres que deciden no amamantar, que también se respete y se promueva el desarrollo del vínculo con su hijo, y que se les enseñe cómo preparar y administrar los biberones de sucedáneos de manera segura, así como una asistencia al parto acorde con la Estrategia de Atención al Parto Normal del Sistema Nacional de Salud de manera que, cuando la situación clínica de madre e hijo lo permiten, se respeten las necesidades de madre e hijo y la creación del vínculo materno-filial, y se apoye el inicio precoz de la lactancia, incide la especialista.

Se trata, continúa, de un proceso complejo que se desarrolla en cuatro fases, desde el descubrimiento de la iniciativa hasta la designación, pasando por el desarrollo y difusión de la misma, y que “exige un importante esfuerzo por parte de los profesionales implicados y de la Dirección del centro”, como ha sido el caso de la Fundación Jiménez Díaz.

Fruto del trabajo del Comité de Lactancia

El Comité de Lactancia de la Fundación Jiménez Díaz se constituyó en julio de 2009 y, entre sus primeros logros destacó la redacción del Protocolo de Lactancia del hospital, aprobado en 2011. Su composición fue completándose con la incorporación al año siguiente de personal sanitario de Atención Primaria (pediatra, matrona y enfermera pediátrica) y en 2015 de una madre en representación de los grupos de apoyo. Cuatro años después del inicio de su proceso de acreditación a la IHAN, el pasado marzo superó la evaluación de la fase 2D.

Su compromiso con el apoyo a la lactancia es ya comparable así al de los hospitales universitarios Rey Juan Carlos (Móstoles), General de Villalba e Infanta Elena (Valdemoro), que obtuvieron este mismo nivel de acreditación en 2015, 2016 y 2017, respectivamente. Sus representantes recogieron los citados galardones en un acto celebrado recientemente por la IHAN, como organización autorizada en España por la OMS y UNICEF, en coordinación con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad, en reconocimiento a todos los hospitales y centros de salud que han demostrado buenas prácticas de humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia y que consiguieron superar alguna fase del proceso de acreditación entre los ejercicios 2015 a 2017.

Publicidad

Comentarios