El gesto y minuto de silencio de Fernando Álvarez, nadador máster, en Budapest, ha dado la vuelta al mundo. La organización le negó honrar a las víctimas de Barcelona pero él decidió no saltar a la piscina y guardar un respetuoso minuto de silencio.

Publicidad

“Abrumados”. Así se sienten en el Club Natación Cádiz, al que pertenece Fernando Álvarez Penalva, cuyo homenaje a las víctimas de Barcelona se ha convertido en viral en todo el mundo. Y es que pese a que competía en Budapest, no dudó en quedarse quito en su salida y guardar un minuto de silencio, después de que la organización le negara el homenaje tras el atentado.

Desde su club, en Facebook, enviaban un mensaje y agradecían las muestras de cariño al nadador, que poco podía imaginarse que se convertiría en viral. “En la vida hay que tener valores por encima de cualquier cosa (…) y Fernando lo derrocha por todos lados”, dicen desde su club, donde se sienten muy orgullosos de él.

En primer lugar agradecer las muestras de cariño hacia nuestro Nadador FERNANDO ÁLVAREZ, nos sentimos abrumados por la…

Опубликовано Club Natacion Cadiz 20 августа 2017 г.

A sus 72 años, Fernando compite en categoría máster de natación. Como parte de ello, se trasladó a Budapest, donde competía. El pasado sábado, tras los atentados de Barcelona, tenía claro que debía guardar un minuto de silencio, para lo cual pidió permiso a la organización. Sin embargo, no encontró respuesta. Una hora antes de competir, acudió a la piscina, intentando así que alguien aprobase su homenaje. No lo consiguió. Los jueces le dijeron que “no podían perder ni un minuto”.

Él, que luego fue felicitado por otros competidores, decidió quedarse quieto y rendir su homenaje, saliendo más tarde que el resto de nadadores. El gesto no pasó desapercibido y el vídeo que recoge el momento acumula ya más de 405.000 visualizaciones.

Por su parte, Fernando ha explicado que tiene a sus hijas viviendo en Barcelona y que podrían haber sido ellas víctimas de la barbarie, por lo que necesitaba rendir su homenaje particular pese a la negativa de la organización.

Los mensajes en apoyo y alabando su gesto se han multiplicado estos días en las redes sociales, donde se ha convertido en todo un símbolo de solidaridad.

Publicidad

Comentarios