El Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red sanitaria pública madrileña, volvió a demostrar ayer su compromiso con la satisfacción de sus pacientes al presentar varios de los proyectos implementados dentro de su Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria y para la prevención y promoción de la salud, así como los resultados de última Encuesta anual de Satisfacción realizada por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que le sitúan como líder en su grupo hospitalario de referencia, en un acto organizado para reconocer el trabajo de sus profesionales.

Publicidad

En concreto, el evento, presentado por la Dra. Marta Sánchez Menan, directora médico del hospital, y clausurado por su gerente, Juan Antonio Álvaro de la Parra, reunió a cerca de 60 asistentes entre los que figuró el alcalde y el concejal de Salud de Valdemoro, Serafín Faraldos y Manuel Zarza, respectivamente, el director asistencial de Atención Primaria del Área Sur, José Enrique Villares; algunos directores de los centros de salud de la zona y representantes de las principales asociaciones de pacientes activas en el municipio.

“Llevamos más de diez años trabajando en un objetivo común, la mejora de la calidad de vida y de la salud de nuestros ciudadanos”, a través de una “la búsqueda de la excelencia, poniendo siempre al paciente en el centro de lo que hacemos”, la implementación de una política de “trato y tratamiento”, un compromiso con las demoras y un trabajo de humanización de la asistencia sanitaria, dijo la Dra. Sánchez Menan al inaugurar el encuentro.

Por ello, añadió, “queremos compartir algunos de los proyectos que hemos ido implementando en el hospital y que, junto a las líneas estratégicas comentadas, nos han permitido, una vez más, quedar en primera posición en las encuestas de satisfacción que la Consejería de Sanidad realiza todos los años en los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid”. “Nuestros pacientes, una vez más, nos han vuelto a elegir y nos consideran los mejores en nuestro grupo de hospitales”, se congratuló la directora médica del hospital.

Estrategias y proyectos de humanización

Así, el centro presentó los diferentes proyectos puestos en marcha en cada una de las líneas estratégicas del Plan de Humanización de la Consejería de Sanidad, además de formar a sus trabajadores en la cultura de la humanización y crear un proyecto de empresa saludable, tal y como explicó su responsable de Admisión, Atención al Paciente e Información, Gema Sánchez Gómez.

La información personalizada y el acompañamiento en numerosos servicios y áreas del centro es otra de las prioridades del mismo. La humanización, indicó Sánchez, es una constante en el hospital en todas las etapas de la vida de los pacientes, desde la infancia y la adolescencia hasta el final de la vida, pasando por momentos como el ingreso por Urgencias, la hospitalización, la UCI o la atención oncológica.

Asistentes al evento
Asistentes al evento

Tanto es así que varios de estos proyectos, el Plan de Humanización de la UCI y el Programa de Acompañamiento de pacientes de cirugía pediátrica, fueron expuestos más detalladamente por las doctoras Mª del Carmen García Torrejón y Rebeca Muñoz Buil, jefe de servicio y supervisora de la UCI, respectivamente, en el primero de los casos, y por el personal de Enfermería de Cirugía Mayor Ambulatoria y Bloque Quirúrgico, en el segundo de ellos.

En este sentido, destacó el proyecto de HU-CI (UCI con H de humanización), que pretende mejorar la atención a los pacientes y facilitar la participación e implicación de las familias en los cuidados para que estos sean de mayor calidad y satisfagan más a sus destinatarios, pero también optimizar la calidad de vida de los profesionales que trabajan en cuidados intensivos.

En cuanto al Acompañamiento de pacientes de cirugía pediátrica, su implementación ha permitido mejorar la satisfacción de los padres, aumentando la confianza de éstos en el proceso, reducir tensiones emocionales, ansiedad y necesidad de sedación en el paciente, optimizar la respuesta operatoria y la seguridad del proceso quirúrgico, facilitar el despertar anestésico, y reducir el estrés quirúrgico, el uso de analgésicos y la estancia hospitalaria.

Enmarcado también entre los proyectos del bloque quirúrgico más innovadores del Hospital Universitario Infanta Elena, la Dra. Amaya Alcojor, responsable de la Unidad del Dolor, y Antonio García Hellín, supervisor de Quirófano, presentaron por su parte el protocolo de Entrega de medicación a pacientes intervenidos en régimen ambulatorio, destinado a asegurar un correcto cumplimiento terapéutico por parte del paciente, mejorar el control del dolor postoperatorio y mejorar la satisfacción del paciente.

Las iniciativas dirigidas a optimizar la humanización de la asistencia sanitaria del hospital concluyeron con el Programa de Atención Hospitalaria a la Fragilidad que, tal y como indicaron la Dra. Carolina Palicio Martínez, del Servicio de Geriatría, y Sandra Arévalo Reguillo, supervisora de Hospitalización, incorpora medidas para evitar la aparición de fragilidad (limitación de la movilidad y deterioro físico y/ cognitivo) en los pacientes ingresados, o para ayudar a revertirla en caso de que se detecte. Un nuevo modelo de atención que supone un cambio cultural -dijeron-, requiere de la colaboración de familiares y cuidadores e implica a todos los profesionales del hospital, destacando especialmente el de la Enfermería.

Prevención, también desde el hospital

El acto sirvió igualmente para presentar otras acciones destinadas a impulsar la prevención y la salud poblacional, para trabajar en esta dirección también desde el hospital. Es el caso del Programa de detección precoz del cáncer de colon y recto (Prevecolon) de la Comunidad de Madrid para población de entre 50 y 69 años, cuya implementación en el Infanta Elena explicó su director de Continuidad Asistencial, el Dr. David Rodríguez Morales, y que, a tenor de sus datos, puede llegar a “elevar la supervivencia a los cinco años del 50 al 90 por ciento”.

De izq. a dcha. Zarza, Faraldos, la Dra. Sánchez, de Miguel, el Dr. Martín, Coca, Martín y Álvaro de la Parra
De izq. a dcha. Zarza, Faraldos, la Dra. Sánchez, de Miguel, el Dr. Martín, Coca, Martín y Álvaro de la Parra

Finalmente, en el encuentro Sánchez también dio a conocer el Índice de Satisfacción General (ISG) obtenido por el hospital en el último ejercicio, que se situó en el 93,20 por ciento, a la cabeza de todos los centros de complejidad baja de la red hospitalaria pública madrileña y en cuarto puesto de la clasificación general de la Comunidad de Madrid.

Liderazgo en resultados gracias a los profesionales del hospital

Una posición que se debe en parte a su también liderazgo en su grupo de referencia en los ámbitos de Urgencias y Consultas Externas, en los que ha obtenido puntuaciones de 90,10 y 95,60, respectivamente, más de 10 y 6 puntos por encima de la media de hospitales madrileños de su misma complejidad, y a cuyos profesionales se hizo un reconocimiento especial en este evento. Asimismo, los pacientes encuestados calificaron el servicio de Hospitalización del centro con un 93,13 por ciento y el de Cirugía Ambulatoria con un 93,80 por ciento, apartado que registró una mejora de 2,5 puntos con respecto al año anterior.

Respecto a los índices de satisfacción con la humanización de la asistencia sanitaria ofrecida, el Hospital Universitario Infanta Elena ha obtenido de nuevo en 2017 valoraciones muy positivas, superiores en todos los casos a las de su grupo de referencia, destacando especialmente las de los servicios de Cirugía Ambulatoria y Consultas Externas, con puntuaciones del 95,14 y 93,03 por ciento respectivamente.

El liderazgo del Infanta Elena también se demuestra por los datos de Libre Elección, que reflejan el número de pacientes que, sin pertenecer a su zona de referencia, escogen ser atendidos en este centro. Así, en los últimos años el hospital es el único de su complejidad en toda la comunidad de Madrid que ha obtenido un balance positivo en este sentido, ganando unos 14.500 pacientes de media cada año.

Igualmente, las listas de espera de los centros de la misma complejidad que el Infanta Elena destacan nuevamente a este hospital como líder en su grupo, con medias de 7,35 y 11,10 días para Consultas Externas y para ser intervenido, respectivamente. Una instantánea que se completa con la baja tasa de reclamaciones del hospital de Valdemoro, que se sitúa en torno a 6 por cada mil actos asistenciales, frente a la notablemente positiva de agradecimientos, que se acerca a 20 por cada millar de atenciones médicas.

Datos que, para la responsable de Admisión, Atención al Paciente e Información del hospital, son “un orgullo y el reconocimiento de un trabajo diario por parte de todos los profesionales”, gracias a cuyo esfuerzo se consiguen y mantienen en el tiempo.

“Reinventarse” constantemente para seguir mejorando

En la misma línea se manifestó también el gerente del hospital al clausurar el acto, asegurando que haber sido los primeros en su grupo de referencia siete de los últimos diez años demuestra una trayectoria sólida y que “las cosas se están haciendo muy bien”, por lo que calificó a los profesionales del centro de auténticos “héroes” cuyo trabajo debe aplaudirse, como, de hecho, hizo.

Y es que, aseveró, un hospital que “se reinventa” casi cada año pensando en la satisfacción y necesidades de sus pacientes “ya no es un experimento; es una realidad, un modelo diferente capaz de aplicar cada mes una idea de mejora continua de sus procesos”. Por ello, “es de orgullo y satisfacción, tanto para los profesionales como para la empresa, el que se reconozca lo que aquí se está haciendo”, añadió antes de destacar la labor de los profesionales de Urgencias, “los primeros que dan la cara en el hospital cuando viene un paciente” y que, aun así, mantienen un nivel de satisfacción muy alto, del 93 por ciento.

Igualmente alto es el nivel de exigencia de este servicio, reconoció Álvaro de la Parra, indicando que “en este hospital el porcentaje de pacientes que espera menos de 30 minutos para ser atendido en Urgencias es de casi el 90 por ciento”, por lo que dio la enhorabuena a todos los que trabajan en él, agradeciendo su implicación, no sólo durante el tiempo que los pacientes están en la Urgencia, sino también en la continuidad de sus procesos asistenciales.

Por ello, cerró el acto entregando un reconocimiento a los profesionales de Urgencias del Hospital Universitario Infanta Elena, que recogieron, en nombre de todos, el Dr. Luis María Martín, jefe de servicio; Noelia de Miguel, supervisora; María Dolores Martín, informadora; y Elisabeth Coca, de Admisión de Urgencias.

Publicidad

Comentarios