El independentismo tiñó los premios Gaudí 2018. Asientos vacíos por Puigdemont, lazos amarillos y discursos en favor de la liberación de los políticos presos marcaron la gala.

Publicidad

En un segundo plano quedaron los galardonados. ‘Verano 1993’, premio a mejor película del año, y ‘La Llamada’, reconocida por el público en una nueva categoría, fueron las ganadoras de una gala teñida de amarillo. Y es que los Gaudí 2018 han sido los premios más políticos de su historia.

La Academia de Cine Catalán dejaba la noche de este domingo tres asientos vacíos. Con ello arrancaba la gala de los X Premios Gaudí, que quiso rendir homenaje a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Lluís Puig, como presidente, vicepresidente y consejero de Cultura cesados respectivamente.

Por si los asientos no fueran pocos, desde el inicio de la gala se dejó claro que el independentismo iba a teñir lo que tendría que ser una noche de cine y cultura. El actor David Verdaguer, presentador de la noche, lo hacía notar: “Veo a muchas autoridades presentes y a muchas que no están y seguro que querrían estar aquí”.

Los realizadores enfocaban entonces los tres asientos vacíos, que tenían los carteles que indicaban que ahí tenían que sentarse el “president”, el “vicepresident” y el “conseller de Cultura”.

Verdaguer no dudaba además en desear suerte al presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, presente en la gala. También se refería a la ambigüedad de Ada Colaual respecto y a la subida del precio en los billetes de transporte.

Puigdemont aparecería después en forma de ‘cameo’ en un vídeo de introducción en el que Verdaguer abre los ojos y ve el rostro del expresidente catalán, que le dice que está en Bruselas.

El independentismo estuvo también muy presente en la actuación del Cor de Nens de la Unió de Granollers. Los niños cantaron que son quienes marcan el futuro de la patria y que no han sido adoctrinados.

En los discursos, la presidenta de la academia catalana, Isona Passola, aseguró que ésta podía ser la última gala de los premios Gaudí por el artículo 155.

Los premiados

Al margen de los homenajes y guiños al independentismo, los premios Gaudí coronaron a ‘Verano 1993’. La cinta, nominada a 14 galardones, acabó llevándose cinco, en las categorías más importante: mejor película, mejor dirección a Carla Simón, mejor guión, mejor actriz de reparto a Bruna Cusí y mejor montaje.

‘Incerta glòria’ partía como gran favorita, ya que estaba nominada en 16 categorías. Sin embargo, sólo logró premios técnicos salvo los otorgados a Núria Prims como mejor actriz principal y Oriol Pla a mejor actor de reparto.

David Verdaguer se hizo con el premio a mejor actor por ‘Tierra firme’, cinta que se alzó como ganadora de la mejor película en lengua no catalana. ‘Tadeo Jones 2’ lograba el de mejor película de animación y ‘Dunkerque’ el de mejor película europea. La actriz Mercedes Sampietro recogía el Gaudí de Honor y los ‘Javis’ también obtenían su reconocimiento.

Javier Ambrossi y Javier Calvo recogía en premio Gaudí del público. Una categoría nueva en este 2018. Los espectadores, contabilizándose más de 10.000 votos, elegían a ‘La Llamada’ como mejor película del año.

Ambrossi bromeaba con el premio, que en lugar de estatuilla era una cartulina negra.

 

Publicidad

Comentarios