Arran, la organización juvenil de la CUP, ha impedido este miércoles a los turistas la entrada en la Sagrada Familia de Barcelona dentro de la jornada de huelga convocada en Cataluña para protestar por las encarcelaciones de activistas y políticos independentistas.

Publicidad

“Hoy en la Sagrada Familia no entra ni Dios”, ha escrito Arran en Twitter junto con fotos de su acción, en las que se puede ver a manifestantes sentados a las puertas de las taquillas para impedir el acceso al emblemático templo de Antonio Gaudí.

Los independentistas portaban una pancarta en la que se podía leer. “Aturem el país. Engeguem la Republica” (“Paramos el país. Ponemos en marcha la República”).

Desde la cuenta oficial de Twitter de la Sagrada Familia también han confirmado el boicot: “Los accesos a la Basílica están restringidos por la presencia de manifestantes. Todos aquellos que teníais previsto visitarnos, podéis tramitar la cancelación o el cambio de la entrada. Disculpad las molestias”.

Minutos antes advertían de la situación y aseguraban que  el lugar permanecería abierto mientras pudieran “garantizar la seguridad y la calidad de la visita”.

 

Publicidad

Comentarios