‘Déjà vu’ en la venta de entradas para el segundo concierto de U2 en Madrid. Como ya ocurriera el pasado viernes, cuando salieron a la venta los tickets para el 20 de septiembre, las entradas para la actuación de un día más tarde se han agotado en minutos, lo que ha llevado a muchos a sospechar de reventas.

Publicidad

Las entradas para el segundo concierto de U2 en Madrid, que se celebrará el próximo 21 de septiembre de 2018 en el WiZink Center (conocido popularmente como Palacio de los Deportes) se han agotado en minutos tras salir a la venta a las 10:00 horas de este viernes.

Se ha repetido así la situación que se dio el pasado viernes 26 de enero, cuando se pusieron a la venta las entradas para el concierto del 20 de septiembre, en el mismo recinto, y se agotaron en cuatro minutos. La avalancha fue tal, que el grupo irlandés, que lleva 13 años sin visitar la capital de España, decidió realizar una segunda actuación un día más tarde.

La realidad es que las entradas que salen a la venta eran muy escasas, pues desde días antes era posible acceder a diversas preventas para miembros del club de fans y compradores del disco ‘Songs of Experience’.

Ni la distribuidora Ticketmaster ni LiveNation, la promotora de los espectáculos de U2 en España junto a Doctor Music, han revelado el número de entradas que se han puesto a la venta este viernes del total de las 16.000 posibles, bajo la excusa de que “son datos que pertenecen al tour y que no están autorizados a distribuirlos”.

SOSPECHAS DE ESTAFA

El aforo aparecía completamente saldado tras una hora de cola virtual, aunque algunos compradores aseguran que a las 10.01 horas, solo un minuto después de la apertura de taquilla, el servidor les indicaba que ya no quedaban tickets.

Bajo este mensaje, el propio sistema de Ticketmaster subraya solo unas líneas más abajo que sí quedan disponibles algunas entradas exclusivas de categoría Platinum, “con las mejores vistas del recinto”, a precios desde los 610 euros por entrada.

Desde que se pusieron la venta las entradas para el primer concierto han sido múltiples las irregularidades denunciadas por los seguidores del grupo irlandés. Este hecho motivó una petición del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para que los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado investigaran lo sucedido y una posible “reventa abusiva”.

Las redes sociales han servido de desahogo para los miles de fans que se han vuelto a quedar sin entradas y que han expresado su decepción e indignación con el sistema para adquirirlas:

Publicidad

Comentarios