De nuevo un caso de adoctrinamiento infantil. La Plataforma per la Lengua ha dispuesto un escenario dedicado al público infantil que está presidido por una pancarta que pide la libertad para los exconsejeros del extinto Gobierno catalán.

Publicidad

Un inocente acto para celebrar una fiesta infantil sirve de nuevo de escenario a los independentistas para seguir haciendo su campaña y adoctrinamiento a los más pequeños. Societat Civil Catalana se ha encargado de denunciar el espacio que Plataforma per la Lengua, entidad subvencionada con los impuestos de todos los catalanes, ha puesto en el Arco del Triunfo de Barcelona. Y es que una pancarta pidiendo la libertad de los exconsejeros del Gobierno catalán preside el mismo.

Un escenario dispuesto para una fiesta infantil sobre el juego y el tiempo libre, en el que nada tendría que haber político pero que se ha convertido en un acto más de reivindicación independentista.

SCC ha denunciado, además, que se trate de una entidad subvencionada y ha dejado claro que lo consideran además de adoctrinamiento infantil, un acto que “no es legal, ético ni moral”.

Desde su cuenta de Twitter, Plataforma per la Lengua llevaba ya días anunciando su fiesta, que además llevaba por título “Fiesta por el juego y el ocio en catalán”.

En su web, la entidad explica que un año más quieren reivindicar su derecho de jugar y vivir en catalán, además de reprochar a algunas grandes empresas que no incluyan el catalán en sus etiquetados, algo que tildan de “discriminación”.

Con espectáculos, talleres, actividades y un gran final de fiesta, además de la petición de libertad para los exconsejeros. Un detalle que ha indignado a muchos, como puede comprobarse en los comentarios al tuit de Societat Civil Catalana.

“Empeñados en seguir creando zombies, les ha ido muy bien hasta ahora”; “En cualquier otra ciudad del mundo esto sería raro cuanto menos, pero aquí en Cataluña ya vale todo y el mezclar todo se ve normal”; o “No disgusta q jueguen en catalán. Disgusta el transfondo político y q se utilicen a los niños pequeños”, eran algunos de ellos.

Publicidad

Comentarios