Las redes sociales han mostrado su indignación, repulsa y denuncia pública al acoso que sufrió en directo la reportera de Antena 3 Silvia González. La joven aguantó estoica los gritos y gestos obscenos de varios jóvenes de Peñafiel. Una escena que ha logrado la unión de todos contra lo sucedido.

Publicidad

Tras una noticia sobre unos accidetandos encierros, Mónica Carrillo daba paso a Silvia González en las Noticias 2 de Antena 3 del pasado 15 de agosto, asegurando que las fiestas de Peñafiel transcurrían “con menos sustos”. Poco podía imaginar la periodista que, al menos para la reportera, eso no iba a ser así.

Y es que nada más comenzar a hablar y explicar en qué consistía el pasacalles de la localidad, conocido como ‘chúndara’, la reportera tuvo que aguantar los gritos y mala educación de los jóvenes que la rodeaban.

Entre empujones, gestos obscenos, gritos, un “viva el vino” al micrófono y escenas lamentables, que provocaban que a Silvia prácticamente no se la pudiera escuchar. Aunque intentaba no perder la sonrisa, en un momento dado y tras un golpe, la reportera de Antena 3 mostraba su malestar ante el acoso que estaba recibiendo.

En su cuenta de Twitter, sus seguidores mostraban su indignación ante tales imágenes, aunque Silvia González intentaba ser profesional y lamentar lo sucedido desde el punto de vista de que deslució el trabajo que ella y su equipo había realizado en Peñafiel. La propia Silvia revelaba ante un comentario que aunque se habían mantenido más o menos callados durante el ‘prevenidos’ antes del directo, esperaron a que comenzara a hablar para saber que estaban en directo y estropear la conexión.

Entre los mensajes que más sorprendían, el de David Peña, cámara de Mediaset, que dejaba a un lado disputas entre grupos de comunicación y mostraba su indignación y unión entre profesionales ante el acoso que sufrió la joven.

No es la primera vez, y lamentablemente no será la última, que un reportero de televisión sufre el acoso de quienes se sitúan detrás de él en una conexión. Sonadas fueron en su momento las de Nacho Pena tras ganar el Real Madrid un título o, recientemente, la de un reportero de la rusa RT que recibió un puñetazo en directo por parte de un hombre que estaba borracho, además de las agresiones a reporteros de Cuatro en Magaluf a finales de julio o los sufridos por los reporteros de Telecinco en Venezuela y en una calle de Madrid este mismo verano.

Publicidad

Comentarios