Interior retirará a los agentes de la Guardia Civil y Policía que permanecen en los barcos en Cataluña. Todos ellos volverán a sus lugares de origen siguiendo las órdenes del Ministerio. La retirada de los agentes será de forma progresiva y se estima que antes del sábado no queden agentes en Cataluña.

Publicidad

El Ministerio de Interior ha decidido que la presencia de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña ha dejado de ser necesaria. Por ello, ha concluido la llamada operación ‘Copérnico’, nombre que recibía el desplazamiento de agentes para frenar el desafío independentista.

Los barcos que alojaban a estos agentes volverán a sus puntos de origen. Lo harán en esta semana, antes del sábado 30 de diciembre. Poco después lo harán otros miembros del cuerpo que esperaban en otros alojamientos en Cataluña.

Los barcos llegaron el 20 de septiembre ante la posibilidad de la declaración unilateral de independencia (DUI). Entre las naves desplazadas se encuentran el crucero ‘Rhapsody’, el ‘Azurra‘ y el ‘Moby Dada’. Éste último es el más conocido, debido a que llevaba pintados personajes de los ‘Looney Tunes’ como Piolín. Este último barco fue abandonado el pasado 16 de noviembre debido a las malas condiciones que sufrían los agentes. Por eso, Interior rescindió su contrato y trasladó el ‘Azurra’ a Barcelona.

También se irán retirando progresivamente a los agentes de Guardia Civil y Policía Nacional que se encuentran en otros alojamientos en tierra. Para la semana que viene se estima que sólo queden 5.000 miembros del cuerpo, cuya presencia es permanente en la comunidad autónoma.

La operación ‘Copérnico’ se da así por concluida tras diversas polémicas acerca de la manutención de los agentes. La más reciente, con la cena de Nochebuena que había recibido la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Publicidad

Comentarios