El concursante de ‘GH17’ Miguel Vilas desataba una tormenta de críticas en Twitter por su infame petición de encontrar una mujer para ser padre. Hasta IU respondía con “asco infinito” a un anuncio que más bien parecía el de una transacción de compra-venta en Wallapop que el deseo de tener un hijo.

Publicidad

“Quiero ser padre. Busco chica joven, alta y con estudios para gestación subrogada. Si estás interesada manda email a contacto…”, escribía Miguel Vilas en su perfil de Twitter el pasado lunes. Conocido por haber concursado en ‘GH17’, -donde dio mucho que hablar por su peluquín y su homosexualidad no declarada hasta varias semanas después-.

Las críticas a su mensaje no tardaron en llegar, incluso de sus propios seguidores. Aunque, sin duda, la más comentada ha sido la de IU que, desde su cuenta oficial de Twitter, respondía con “asco infinito” al ‘anuncio’ de Miguel.

El partido, que se ha posicionado en contra de una ley de maternidad subrogada en España para evitar, precisamente, este tipo de anuncios infames y de que este método se convierta, en lugar de en un sistema para ayudar a aquellos que no pueden ser padres en un mercadeo más, no ha dudado en cargar así contra el concursante de ‘GH17’.

Tal ha sido la polvareda que se ha levantado al respecto que Miguel Vilas tenía que enviar otro mensaje en Twitter poco después, intentando justificar su infame petición y preguntándose quién “no lo ha entendido” como una defensa de su derecho a ser padre, alegando que la adopción, como algunos le recomiendan, es algo complicado en España, sobre todo siendo homosexual y soltero.

Pese a su intento de explicación y justificación, las críticas tampoco han tardado en llegar. “Pues tenemos que luchar para que la adopción sea más fácil, en vez de luchar por comprar crios y cuerpos de mujeres”; “Tener hijos no es un derecho, es un deseo y punto”; “reinvindicación del derecho a usar mujeres, banalizar embarazos ? q piensas q somos la mujeres, cositas a tu servicio?”; o “El derecho a que formes una familia no implica la mercantilización ni la cosificación del cuerpo de las mujeres, si quieres un hijo adopta”, eran algunos de ellos.

Publicidad

Comentarios