Javier Maroto ha logrado ‘colarse’ entre lo más comentado de Twitter este miércoles por la mezcla de dos banderas en una foto. Y es que el político del PP ha puesto la estelada junto a la de Daesh, lo que ha provocado una oleada de críticas.

Publicidad

Una foto con la mezcla de las banderas de Daesh y de la estelada independentista catalana ha sido la imagen elegida por Javier Maroto para comentar la intervención de Rajoy en el Congreso, preguntando a sus seguidores si pensaban que se hablaría de Cataluña o del Islam radical y negando él mismo de manera irónica, asegurando que se hablaría “de lo de siempre”.

Un comentario que a priori parecía inofensivo y tan sólo en modo defensa de un Rajoy que comenzaba su discurso diciendo que había respondido a lo mismo más de 50 veces.

Sin embargo, la mezcla de banderas no pasaba desapercibida y Maroto la liaba en Twitter con ella. Muchos veían cómo el político del PP intentaba relacionar independentismo con terrorismo y las críticas no se hacían esperar.

Ya en su propio tuit, Javier Maroto recibía numerosas críticas por haber mezclado las dos banderas, pese a que no parecía que el político del PP quisiera relacionar un tema con otro. Muchos de los tuiteros le recriminaban la foto elegida y la mezcla de enseñas, además de asegurarle que ellos también podían mezclar banderas con la de su partido que seguro no le harían ninguna gracia.

Algunos pasaban al insulto directamente, otros cargaban contra el político asegurando que eso lo hacían ya los nazis en su propaganda y la mayoría le recriminaba que si Rajoy tenía que comparecer de nuevo era porque la corrupción no se había terminado y porque anteriormente no había explicado su conocimiento o implicación en la trama Gürtel. Otros, los menos eso sí, intentaban justificar a Maroto aunque reconocían que la mezcla de banderas no había sido, sin duda, la foto más acertada.

Otros, por su parte, aseguraban que podía haber varios temas prioritarios a la vez y que la situación en Cataluña o la lucha antiterrorista no eran excluyentes para hablar también de corrupción política.

Publicidad

Comentarios