Jordi Sánchez ha ofrecido al juez Llarena su renuncia como diputado para poder salir de la cárcel. El hasta ahora candidato de JxCat está dispuesto a dejar la política y volver a la docencia.

Publicidad

Jordi Sánchez podría dejar de ser diputado en los próximos días. El exlíder de la ANC ha ofrecido al juez Llarena su acta en el Parlamento catalán a cambio de poder salir de la cárcel.

En su comparecencia ante el juez del Supremo, que decidía sobre su futuro, Sánchez tomaba la palabra una sola vez. En su declaración, anunciaba que estaba dispuesto a dejar su escaño de diputado para salir de la cárcel. Vox, que ejerce la acusación particular por rebelión por el 1-O, ha confirmado la intención del ahora candidato a la presidencia. Sánchez dejará así la política y volverá a su actividad docente.

Además, en su discurso, ha asegurado que no hay en él riesgo de volver a delinquir ni de fuga. Y por eso solicita su salida de la cárcel, aunque el fiscal ha pedido al juez que le mantenga en prisión. Al contrario que para Forn, para quien por orden del fiscal general, ha pedido libertad bajo fianza. 

El expresidente de la ANC ha insistido en que cuando ocurrieron los hechos por los que está siendo investigado, él no era diputado. Y ha añadido que en sus intervenciones públicas siempre ha defendido “la paz”.

Diputado vs. libertad

En Twitter, muchos son los que han señalado que la renuncia se debe exclusivamente a sus ganas de salir de la cárcel. Otros han mostrado su apoyo al candidato de JxCat, asegurando que la culpa es de las leyes. Y había quien se preguntaba que por qué había insistido en acudir al pleno de investidura si tiene pensado renunciar a su acta de diputado.

A la espera de Turull

Con la próxima renuncia de Jordi Sánchez, ahora es Jordi Turull el candidato de JxCat. Aunque el partido no lo ha confirmado oficialmente, la exconsejera Meritxell Serret se adelantaba en una entrevista.

Serret daba por hecho que Turull será ahora el candidato a presidir la Generalitat. Todo ello tras las renuncias de Puigdemont y ahora de Sánchez.

 

 

Publicidad

Comentarios