Jordi Sánchez pedirá el día de la investidura libre para poder acudir a la misma. Después de que el Tribunal Constitucional haya negado su libertad, ya que el juez Llarena no decidirá antes del lunes.

Publicidad

El Tribunal Constitucional ha rechazado dejar en libertad a Jordi Sánchez, mientras se resuelve el recurso de amparo. Por eso, el candidato a la Presidencia de la Generalitat contempla ya pedir el día del lunes libre para poder acudir a la investidura.

Sánchez solicitaba el pasado martes al tribunal que resolviera como medida cautelar su excarcelación mientras se decide si le ampara por el auto de prisión dictada por el Supremo. Se le ha negado por unanimidad de todos los miembros del Constitucional.

Para lograr su libertad, Sánchez argumenta que impedir su investidura sería vulnerar sus derechos como diputado.

El Pleno, por su parte, recuerda que es “reiterada jurisprudencia constitucional” no acordar la suspensión de las medidas privativas de libertad aunque éstas afecten de forma directa al derecho fundamental a la libertad personal.

El TC ha valorado también que la actual situación de prisión provisional responde a las decisiones del juez Llarena, perteneciente al Tribunal Supremo.

Es precisamente el magistrado quien tiene pendiente la petición de libertad de Jordi Sánchez. Sin embargo, Llarena se ha dado un plazo de hasta el lunes para decidir, por lo que parece claro que el candidato no podrá salir. Al menos, de manera definitiva.

Día libre

Por eso, Jordi Sánchez ya había contemplado la petición de libertad para un sólo día. Sería el lunes cuando el candidato pudiera salir a fin de acudir a su investidura.

Sin embargo, no parece probable que el juez de permiso a Sánchez de un sólo día para acudir al Parlamento catalán.

Publicidad

Comentarios