Jordi Sànchez ha pedido al juez que le ponga en libertad provisional para poder ser investido como presidente de la Generalitat en un pleno que Roger Torrent ha convocado para el próximo lunes 12 de marzo.

Publicidad

El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y número dos de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, ha solicitado al Tribunal Supremo (TS) que le deje en libertad para poder ser investido como presidente de la Generalitat de Cataluña.

Lo ha hecho a través de un escrito al juez en el que pide que se le ponga en libertad provisional o se le dé permiso para ir presencialmente al pleno, que el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado esta misma mañana para el próximo lunes 12 de marzo a las 10:00 horas.

Jordi Sànchez argumenta que si no se le permite acudir se estarán vulnerando sus derechos políticos y no se estará respetando la voluntad de un Parlament elegido democráticamente.

En este sentido, detalla que su permanencia en la cárcel “estaría lesionando gravemente el derecho de Cataluña a su autonomía” y que “tal eventualidad supondría una grave alteración, sin precedentes desde luego en el régimen constitucional vigente, de la voluntad democráticamente expresada por los ciudadanos catalanes en las elecciones, que asistirían al hecho insólito de que el candidato que cuenta previsiblemente con el apoyo mayoritario de la cámara no puede ser investido como presidente pese a ser una persona que, según reiterada jurisprudencia constitucional, se encuentra en territorio español y merece ser a todos los efectos considerada como inocente”.

“Yendo más allá, que por su privación cautelar de libertad se impidiera al Sr. Sànchez acceder a la investidura supondría un grave daño para la credibilidad, nacional e internacional, de un ordenamiento constitucional que dice estar basado en valores como la democracia, la libertad y el pluralismo político“, indica el escrito

Esta petición del exlíder de la ANC se produce un día después de que Torrent le designara como candidato a la investidura tras abrir una nueva ronda de contactos con todos los partidos políticos una vez que Carles Puigdemont anunciara su renuncia el pasado viernes.

POR AHORA, SIN APOYOS

Por ahora, Jordi Sànchez no tiene los apoyos necesarios para ser investido, ya que la CUP anunció que no votará a favor de su candidatura y JxCat y ERC no suman los escaños necesarios.

Se trata del segundo pleno de investidura que convoca Roger Torrent esta legislatura: el primero fue con Puigdemont como candidato, pero finalmente renunció y señaló a Sànchez.

Publicidad

Comentarios