Junts per Catalunya y ERC están ya pensando en decir adiós a la vía unilateral. Ambos negocian renunciar a la independencia sin acuerdos, según se desprende de un primer borrador programático para el 21D. Las dos formaciones coinciden en otros 8 puntos que se han filtrado ahora.

Publicidad

ERC y Junts per Catalunya negocian ya decir adiós a la independencia por la vía unilateral. Así lo recogen en un primer borrador programático que las dos listas tienen pensado compartir de cara al 21D. El documento, con este y otros 8 puntos, ha sido filtrado por ‘Nació Digital’.

En él destaca este intento de decir adiós a la independencia de manera unilateral, pidiendo alcanzar “una negociación bilateral con el Estado y con la UE para que se haga posible el acceso de Cataluña a la plena independencia y la efectiva y pacífica articulación democrática hacia la República catalana”.

Además, en los otros 8 puntos, ERC y JxCat coinciden en pedir la libertad de lo que llaman “presos políticos”, “la retirada de los efectivos policiales responsables de la represión del referéndum del 1 de octubre y la finalización de la presión policial y judicial”.

En un segundo punto, exigen responsabilidades a quienes corresponda por lo que llaman “operación represiva para impedir la celebración del referéndum del 1 de octubre”, e insisten en que hubo hasta 1.000 heridos.

En su tercer punto, el documento recoge la defensa de las instituciones catalanas “ante la agresión que representa la suspensión de nuestro autogobierno”, cargando así contra la aplicación del artículo 155.

En un cuarto punto, reclaman al Gobierno “un un compromiso ante la comunidad internacional por medio del cual se garantice su respeto escrupuloso a los resultados de las elecciones del 21-D, sea cual sea su signo”.

Después, ERC y JxCat apelan a que la UE vele “por los derechos de la ciudadanía” mientras que en el sexto punto se comprometen a contrarrestar “los efectos de la campaña contra la economía catalana” que, dicen, ha sido “orquestada por el Gobierno español”.

Por último, llaman a defender a la escuela catalana de cualquier “injerencia del Estado” y a “impulsar un gran acuerdo de país”.

La decisión de intentar decir adiós a la vía unilateral ha vuelto a dividir a las redes sociales. Mientras los detractores cargan contra ERC y JxCat por no ser suficientemente independentistas, otros alaban su pacto. Algunos también creen que se trata solo de una estrategia electoral.

 

Publicidad

Comentarios