El Atlético de Madrid inauguró este sábado contra el Málaga el Wanda Metropolitano. El nuevo estadio ha sido recibido con efusividad por la afición colchonera, aunque el estreno no ha estado exento de polémica debido a las placas de los jugadores más simbólicos del club que adornan el recinto.

Publicidad

El Atlético decidió dedicar placas individuales a todos los jugadores que hayan jugado más de 100 partidos con la camiseta rojiblanca, algo que no ha sido bien visto por gran parte de la afición al incluir a futbolistas cuya salida fue polémica, siendo el caso de Hugo Sánchez, que se marchó al Real Madrid, el más significativo.

La placa del exjugador del Atlético, pero símbolo del madridismo, ha sido menospreciada por los seguidores con pisadas de rabia, escupitajos e incluso con las heces de los caballos que eran montados por los policías.

El mexicano no ha sido el único. El ‘Kun’ Agüero también ha recibido el rechazo de los aficionados con una pintada tildándole de “puta rata” y también el ahora culé Arda Turan ha visto como su placa era ensuciada por la rabia colchonera.

 

Publicidad

Comentarios