La ANC y los CDR (Comités de Defensa de la República) no se fían de los métodos de escrutinio para el 21D y en su afán por intentar dejar mal al sistema democrático, han impulsado una campaña para un recuento paralelo en las elecciones. “Tú votas, tú cuentas”.

Publicidad

Desde sus redes sociales, ANC y los CDR han comenzado una campaña de captación para que los ciudadanos acudan a las mesas en los momentos del recuento. Todo ello con el propósito de que el escrutinio sea “más fiable”. Y es que ambas entidades han dejado claras sus dudas sobre la limpieza y transparencia del recuento.

La estrategia de desgaste y desconfianza hacia el escrutinio de estas elecciones especiales es una de las máximas de ANC y los CDR, que quieren sembrar la duda en el sistema. De hecho, han dado por supuesto en varias ocasiones que “habrá pucherazo”, pese a que no hay fundamento para pensarlo y mucho menos creer que vaya a suceder, ya que el sistema no lo permite.

“‘Tú votas, tú cuentas’. Este 21D organicemos un recuento con todas las garantías democráticas. Que nada ni nadie pueda manipular los resultados ni desacreditarlos. Hazte apoderado. Participa”, dicen en su tuit ANC. Resulta curioso que pidan garantías democráticas y comparen el 21D con el 1O después de ver las irregularidades de aquel referéndum ilegal.

Sea como fuere, ambas entidades están impulsando una campaña bajo el lema de “Tú votas, tú cuentas”, instando así a los ciudadanos a quedarse en las mesas a la hora del recuento. Algo perfectamente legal, que se puede hacer en cada ocasión de llamada a urnas pero que pocos llevan a cabo.

El miembro de la ANC Jordi Pairó ha enfatizado estos días en la necesidad de un recuento “desde la sociedad civil” ante las dudas que les despiertan las garantías democráticas del Estado. Desde los CDR, Marina Morente ha recalcado que se tiene que garantizar que el Estado “no pueda manipular los resultados” y han llamado a voluntarios para que se hagan apoderados en cualquier de las tres listas independentistas.

Con su campaña, pretenden que haya al menos una persona en cada mesa y han anunciado que están creando una app para transmitir los resultados a un centro de datos en el que habrá unas 250 personas validando los resultados. Además, el escrutinio paralelo podrá seguir en tiempo real en una web que aún no está activa y en la plaza Universitat de Barcelona.
Publicidad

Comentarios