Búho, buitre, cerdo, gallito, gorrión o pulpo. La Junta de Andalucía ha lanzado la campaña #NoSeasAnimal contra el acoso sexual callejero, una “práctica socialmente aceptada que normaliza el papel de las mujeres como objeto sexual”.

Publicidad

La Junta de Andalucía ha lanzado una campaña contra el acoso a las mujeres en la calle, dirigida especialmente a los jóvenes. La iniciativa lleva por título #NoSeasAnimal y tiene como objetivo “prevenir una forma de violencia de género socialmente aceptada, que normaliza el papel de las mujeres como objetos sexuales, y que en algunos contextos deriva en las agresiones y/o abusos sexuales”.

Así lo aseguró en la presentación de esta campaña Francisco Pizarro, director del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ). A lo que la responsable del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Elena Ruiz, añadió que “el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia sexual en algún momento de su vida”.

“Son comentarios sexuales explícitos o implícitos que los hombres hacen cotidianamente a las mujeres en las calles, sin ver en ello violencia”, insistió Pizarro. Se refiere desde los piropos hasta la realización de fotos o los roces en el transporte público.

En esta campaña se describen seis modelos de acosadores a los que iguala con características de diferentes animales. El búho es el que “no te quita ojo”, el buitre el que “siempre está al acecho”, el cerdo “te grita barbaridades”, el gallito “te dice piropos a unos metros de distancia”, el gorrión “reclama tu atención silbándote”, mientras que el pulpo “se pega cada vez que puede”.

“FAUNA CALLEJERA”

Elena Ruiz matizó que el acoso callejero no deja de ser una práctica abusiva por parte de los hombres y que la campaña busca “concienciar sobre ese machismo, más propio de los animales que de las personas”.

Además del llamativo eslogan, también se acompaña la iniciativa con imágenes, un spot y cuñas en radio. Entre los mensajes que acompañan los perfiles de esta “fauna callejera” destacan: “Estos comportamientos no son propios de personas” o “el acoso callejero es una forma de violencia machista”.

Publicidad

Comentarios