Una fotografía tomada por dos jóvenes en la que se mofan del asesinato de Miguel Ángel Blanco ha levantado una gran polvareda en las redes sociales, lo que ha provocado que se hayan visto obligados a pedir perdón.

Publicidad

Irene Carril y Pelayo Serantes se fotografiaron simulando que se pegaban un tiro en la sien frente a una pancarta en recuerdo de Miguel Ángel Blanco colgada en el balcón del Ayuntamiento de Oviedo con motivo del 20 aniversario de su asesinato a manos de ETA. Después subieron la instantánea a Facebook con el título “¡Saluda al cielo!”.

Como no podía ser de otra manera, recibieron un aluvión de críticas, lo que ha provocado que hayan acabado pidiendo disculpas por su actitud:  “Queremos comunicar nuestras más sinceras disculpas por todo este malentendido de la foto, decimos malentendido porque no era nuestra intención hacer daño a nadie ni que nadie se sienta afectado, no somos así. Estamos totalmente en contra de cualquier tipo de terrorismo y de las muertes causadas”.

“El hecho de esta foto no dice quiénes somos ni cómo somos, hemos cometido un error muy grande y por ello estamos muy arrepentidos, puede que algunos sigan con la historia pero pedimos por favor que no se siga con la difusión todos somos personas y cometemos grandes errores así que absteneros por favor a hablarnos por privado con insultos y amenazas. Gracias”, concluyen.

La publicación en Facebook en la que ambos piden disculpas por la fotografía
La publicación en Facebook en la que ambos piden disculpas por la fotografía
Publicidad

Comentarios