A la Generalitat no le salen las cuentas ni en los resultados definitivos del referéndum ilegal. Tras escrutar el 100% de los votos, salen más síes que papeletas. Ni con los datos inventados logran cuadrarlo.

Publicidad

Si ya en el recuento provisional de hace unos días, al Gobierno catalán no le cuadraban las cuentas, el resultado definitivo también muestra unos datos inventados, que no tienen pies ni cabeza. Y es que salen incluso más síes que votos emitidos en el recuento del porcentaje que quedaba por escrutar.

Tampoco cuadran con los resultados avanzados por la Generalitat con, supuestamente, el 95% del voto escrutado. En el último recuento de ese 5% restante, el número de votos sólo ha aumentado un 1% del total que se dio hace unos días, mientras que el número absoluto de ‘síes’ ha aumentado más que el total. El voto en blanco, al final es menor que el que se dio al principio y el número de votos nulos también se ha reducido. Todo un despropósito.

Según la Generalitat, que compartía un enlace con el informe completo, el número de votos totales ha pasado de 2.262.424 a 2.286.217, lo que supone incluir 23.793 votos más que en el primer recuento. A priori, algo que pudiera ser real, ya que los resultados provisionales siempre son menores que los definitivos por dejar parte sin recontar.

Sin embargo, el número de síes ha subido en 23.894 votos, lo que supone una cifra mayor que los propios votos totales. Aunque la Generalitat se ha asegurado de no desglosar específicamente los datos provisionales, sí se puede ver que Barcelona, por ejemplo, ha logrado el 103% de los votos adicionales computados y ni siquiera una hipotética reclasificación de votos nulos justificaría la evolución de las cifras.

El Gobierno catalán achaca el baile de cifras a la confusión en algunas mesas electorales de Mataró y advierten en la nota de resultados que “algunos municipios presentan más votantes que personas en el censo, debido a que la configuración del censo universal y la movilización de votantes de otros colegios electorales cerrados a otros puntos de votación”.

Según este recuento, el 90,18% de los catalanes que participaron en el referéndum ilegal votó sí a la independencia de Cataluña. De hacer caso a los datos, supondría un 38% del censo total en una consulta que la propia Generalitat reconoce sólo votó el 43% de los ciudadanos con derecho a voto.

El resultado arroja además que el 7,83% rechazaron la separación de Cataluña de España mientras que el 4% de los votos fueron en blanco y el 2% nulos.

El recuento con los datos inventados ha provocado numerosas chanzas y bromas en Twitter.

Publicidad

Comentarios