La esperada imitación de Joaquín Reyes a Carles Puigdemont ya ha salido a la luz. Fue este pasado martes cuando ‘El Intermedio’ ofreció la parodia completa, por la que el cómico casi es detenido al ser confundido con el expresidente. “No es exilio, es Interrail”, resalta el humorista.

Publicidad

Por fin este martes salía a la luz la imitación de Joaquín Reyes a Carles Puigdemont. ‘El Intermedio’ ofreció la parodia grabada en el Parque de Europa de Torrejón de Ardoz (Madrid). Un escenario en el que la semana pasada se presentó la Policía con intención de saber si realmente el expresidente catalán estaba allí. Todo ello después de que un vecino llamara, asegurando que Puigdemont había recalado en ese parque.

Tras el revuelo por la surrealista historia, y la aclaración de Reyes de que sólo le quisieron identificar, ahora la parodia sale a la luz.

Una imitación completa de algo más de cuatro minutos de duración y que arranca con imágenes de manifestantes gritando “Puigdemont, president”. Una estelada deja paso a una careta del político, que esconde a Joaquín Reyes, caracterizado también como el expresidente.

“Soy Carles Puigdemont i Casamajó, president 130 de la Generalitat, exalcalde de Girona y sobre todo líder de la Cataluña libre y republicana”, arranca la imitación de Reyes.

El humorista continúa haciendo comparaciones como si fuera el propio Puigemont: “Soy el Ché Guevara del Penedés, el Mandela blanco, el Gandhi con pelazo”, dice. Tras agitar la estelada y gritar “Cataluña” como si fuera una animadora, la parodia se traslada a una cama.

Lamentos

Joaquín ‘Puigdemont’ aparece en pijama, con lazo amarillo y tumbado en una cama. Después, en un diván, se lamenta por el “precio que tenemos que pagar los luchadores de la libertad”. Con una música de tragedia, asegura que algunos le dicen que está peor Junqueras porque está en la cárcel. “Pues no, porque mi papel es también muy ingrato”, asegura.

“Ya me gustaría a mí estar en Estremera, con mi celdita, mi patio, mi escribir cartas a la prensa, mi comentar la gala de ‘OT’ con los internos… ná, poco bien”, dice en la parodia.

Después de una escena en la cama al más puro estilo ‘American Beauty’, el Puigdemont de Joaquín Reyes sueña con Karmele Marchante, envuelta en la estelada. El expresidente se queja de estar sufriendo en el corazón de Europa. “Junqueras, tú serás preso político pero yo soy preso de los horarios europeos”, comenta.

“Qué dura es la vida en el exilio. Bueno, que yo lo llamo exilio, pero en realidad es un Interrail”, dice en la imitación a Puigdemont, que se va moviendo por los monumentos de Bruselas, Copenhague y Londres, replicados en el Parque de Europa.

De nuevo en una habitación de hotel, Puigdemont asegura que puede ser un presidente digital. Y lo demuestra jugando en el ordenador.

La parodia critica después el hecho de que Puigdemont no vuelva. “Puedo volver cuando quiera. También os digo, no va a ser pronto. Porque me he pillado un chollo en Idealista. Una mansioncita muy sencilla en Waterloo”, dice.

La imitación de Joaquín Reyes termina con Puigdemont bailando precisamente ‘Waterloo’, uno de los grandes éxitos de ABBA.

Publicidad

Comentarios