La Ley de Transitoriedad aprobada por el Parlamento catalán este viernes es una copia de la Ley Habilitante emitida por los nazis en 1933. Muchos se han dado cuenta de las similitudes y así lo han expresado en las redes sociales.

Publicidad

Tras el golpe de Estado de los independentistas catalanes, son muchos los que han tirado de libro de Historia para saber si en algún momento se había dado una situación similar. Y todos han llegado a la misma conclusión: la era Hitler.

Como algunos tuiteros mostraban, la Ley de Transitoriedad parece una copia de la Ley Habilitante que permitió a los nazis subir al poder en 1933 en Alemania. Los mensajes al respecto son muchos, incluso compartiendo la foto de la primera página de esta ley nazi en la que, sin duda, está reflejada la base de la ley aprobada en Cataluña.

Aunque han sido muchas las voces que han llamado la atención sobre esta copia descarada de los preceptos nazis, ha sido Teresa Freixes, -catedrática de Derecho Constitucional y líder del movimiento ciudadano Concordia Cívica-, la que ha puesto autoridad a esta comparación.

En su perfil de Facebook, califica siempre de golpe de Estado lo que está sucediendo en Cataluña y explica, de hecho, como puede llegar a darse. Freixes advierte que la ley aprobada es una copia de la que se aprobó en Alemania y que daba plenos poderes a Hitler y su Gobierno para aprobar leyes sin la participación del Parlamento, lo que supuso de facto el fin de la democracia. Algo que ha sucedido también en Cataluña, donde la oposición no ha tenido tiempo de presentar enmiendas.

En el texto original, preceptos básicos también recogidos en la Ley de Transitoriedad como el hecho de que las leyes pueden ser emitidas por el Gobierno catalán, que pueden diferir de la Constitución o eliminar cualquier procedimiento del Estado.

Sin duda, el artículo 2 de la Ley Habilitante es el que mejor recoge lo sucedido en Cataluña y sus leyes de desconexión. Y es que en éste, se asegura que las leyes emitidas por el Gobierno pueden diferir de la Constitución en tanto no contradigan las instituciones del Reichstag. La Ley de Transitoriedad se basa en este precepto, pues se salta la Carta Magna española.

Publicidad

Comentarios