La Manada saldrá en libertad provisional inmediata bajo fianza de 6.000 euros. Así lo ha decretado la Audiencia de Navarra este jueves.

Publicidad

Los cinco miembros de La Manada saldrán en libertad provisional en cuanto abonen la fianza de 6.000 euros impuesta por la Audiencia de Navarra. El juzgado ha determinado que los jóvenes, condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual a un joven en los Sanfermines de 2016, podrán salir de la cárcel de manera inmediata.

Los autores del abuso sexual llevan casi dos años en prisión provisional y han recurrido la sentencia, que se hizo pública el pasado 26 de abril. Una condena por abuso sexual y no violación que creó una ola de indignación y numerosas protestas.

Ha sido el mismo tribunal que los condenó el que ahora los dejará en libertad bajo fianza. Al igual que en la sentencia, por dos votos frente a uno. En esta ocasión, el voto discordante ha sido el del presidente del tribunal, José Francisco Cobo Saénz. Los otros dos miembros han considerado que no existe riesgo de fuga ni de reiteración delictiva.

Por eso, La Manada podrá salir en libertad de manera inmediata. José Ángel Prenda, Alfonso Cabezuelo (militar), Antonio Manuel Guerrero (guardia civil), Jesús Escudero y Ángel Boza permanecen en la cárcel desde horas después de cometer el delito.

Recurso

La Manada, además, está a la espera del recurso de su condena. El abogado de cuatro de ellos, Agustín Martínez Becerra, insistía en la inocencia de sus clientes, asegurando que las relaciones sexuales con la víctima fueron consentidas.

El letrado criticaba la actitud de la joven agredida durante el juicio. “No sería faltar a la verdad indicar que en ningún momento hubo un solo gesto de incomodidad a lo largo del interrogatorio. Entró en la Sala con una sonrisa y mantuvo el gesto cordial a lo largo de toda la declaración, sin que hubiera un atisbo de fastidio, irritación, disgusto o desagrado”, decía el abogado.

De momento, el letrado ha conseguido la libertad provisional para La Manada y, además, por la fianza que ellos mismos habían pedido. Los 6.000 euros les dejarán hacer vida normal mientras esperan que se resuelva el recurso presentado a su condena.

Publicidad

Comentarios