El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido comparecer el martes en el Parlament para explicar “la situación política actual”. Una maniobra para sortear al Tribunal Constitucional, que anuló la sesión del Pleno prevista para el lunes.

Publicidad

Después de que el Constitucional haya anulado el Pleno previsto para este lunes en el Parlamento catalán, acordado por la Mesa pero no formalmente convocado, -y en el que el Gobierno catalán iba a declarar la independencia, Carles Puigdemont cambia de maniobra y pide comparecer en la cámara catalana el martes.

El presidente catalán ha remitido ya una petición a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, para explicar por la tarde “la situación política actual”, evitando así cualquier lenguaje que pueda llevar a pensar en una declaración unilateral de independencia, como tenía pensado hacer el lunes y él mismo anunció en una entrevista para la BBC.

Puigdemont remitía así un escueto comunicado pidiendo dicha comparecencia a petición propia, en arreglo al artículo 169 del reglamento del Parlamento catalán. Como consecuencia, Forcadell ha convocado una reunión de la Mesa este viernes, tras la cual se reunirán también la Junta de Portavoces, para fichar la fecha y el orden del día del Pleno.

El perfil en Twitter del Gobierno de la Generalitat anunciaba la demanda de comparecencia a petición propia de Puigdemont para este martes 10 por la tarde mientras la cuenta del Parlamento catalán hacía lo propio con la reunión de la Mesa y portavoces.

Puigdemont maniobra así para evitar una nueva suspensión del Constitucional al Pleno, como muchos apuntan en redes sociales. Y es que sin referencia a la ley del referéndum o una posible declaración unilateral de independencia, será muy difícil para el resto de partidos recurrir la convocatoria.

“Puigdemont ha pedido comparecer ‘para informar sobre la situación política’. Ninguna referencia a ley referéndum. Más difícil recurrir al TC”.

Publicidad

Comentarios