El cónsul español en Washington, Enrique Sardá Valls, ha saltado a la palestra por sus mofas a Susana Díaz en su perfil de Facebook. El diplomático carga contra la presidenta por coincidir con Doña Letizia en estilo y, de paso, contra el acento andaluz.

Publicidad
La publicación de Enrique Sardá Valls contra Susana Díaz
La publicación de Enrique Sardá Valls contra Susana Díaz

“Hay que ber q. ozadía y mar gusto la de la susi”. Así comienza, con errores ortográficos intencionados para intentar trasladar el acento andaluz al texto, las mofas del cónsul de España en Washington a Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía.

En su perfil de Facebook, Enrique Sardá Valls, que tenía que retirar después la publicación tras las quejas, compartía un largo escrito contra Díaz y, como daño colateral, al acento andaluz. Para ilustrar su crítica, una foto del evento en el que la presidenta andaluza coincidía con Doña Letizia hace sólo unas semanas. En aquella ocasión, ambas elegían vestidos rojos similares, lo que ha servido al cónsul español para su burla a Díaz.

“Mira que ponerse iguá q Letirzia. como se ve ke n.sabe na de protoculo ella tan der pueblo y de izquielda. nos ha escho quedar fatá a los andaluse. dimicion ya”, continúa el texto de Sardá Valls, que permitió que sólo sus amigos en Facebook pudieran ver la publicación. Sin embargo, muchos de ellos, y en total desacuerdo con las mofas y burlas a la presidenta andaluza, decidían compartirlo en las redes sociales después.

“Foto cortesía de “Amigos que aman a Letizia y se aficcionan a su belleza”, grupo de fans de la Reina al q me he apuntao. Lo mejor del verano”, termina la mofa de un cónsul que dejaba la diplomacia en casa y trasladaba sus críticas a la red social de Zuckerberg.

Enrique Sardá Valls, cónsul de España en Washington
Enrique Sardá Valls, cónsul de España en Washington

La respuesta de Susana Díaz no ha tardado en llegar a través del vicrepresidente de la Junta andaluza, que ha remitido una carta y ha mantenido una conversación telefónica con el ministro de Asuntos Exteriores para pedir la reprobación de Enrique Sardá si no se producía una rectificación.

“Vuelven a insistir siempre en el tópico y el desconocimiento de esta tierra”, decía el vicepresidente andaluz, quien pedía que el comportamiento del cónsul no debe pasar “desapercibido y debe ser reprobado por el propio ministro” porque el diplomático “no está a la altura del cargo que ostenta”.

Publicidad

Comentarios