La última ocurrencia de Puigdemont, ‘los Jordis’ y Rull para sacarle el dinero al Parlamento catalán ha dejado a más de uno helado. Y es que no han dudado en solicitar cobrar las dietas por desplazamiento.

Publicidad

Unos están presos, otros fugados. Ninguno acude al Parlamento catalán para ejercer como diputado. Pero todos quieren cobrar las dietas por desplazamiento. Es la última ocurrencia de Puigdemont, ‘los Jordis’ y Josep Rull. Los cuatro han presentado una petición para sacarle el dinero al hemiciclo catalán.

A través de JxCat, los cuatro han solicitado cobrar las dietas que les corresponden por ejercer como diputados en función de la distancia entre su lugar de residencia y la cámara catalana. Aunque ninguno puede desplazarse hasta allí por razones obvias, ellos han pedido cobrar ese desplazamiento.

El escrito está firmado por el portavoz de JxCat, Albert Batet. En él se pone de manifiesto que a Puigdemont, que se encuentra en Berlín a la espera de saber si es extraditado o no, se les tiene que abonar “parte de los derechos económicos” previstos en el reglamento del Parlamento catalán. También a ‘los Jordis’ y a Rull.

Según la formación catalana, “los diputados tienen derecho a percibir una indemnización por el ejercicio de sus funciones parlamentarias que varía en función de la distancia entre su residencia habitual y la sede del Parlamento de Cataluña y que tiene por objeto afrontar los gastos derivados de la actividad como diputados”.

El artículo 12.1 del reglamento de la cámara establece que los diputados “tienen derecho a una asignación fija y pueden percibir también asignaciones variables, todas las cuales son a cargo del presupuesto del Parlament y tienen carácter de indemnización por el ejercicio de sus funciones”.

El texto recoge que los cuatro mantienen, pese a sus situaciones excepcionales, todos los derechos de los diputados. Y no dudan en considerarlo “discriminación y diferenciación”, alegando que en situaciones de enfermedad no se produce igual que con ellos.

Por eso, JxCat ha pedido a la Mesa del Parlament que reconozca este derecho. Ello haría que todos pudieran cobrar las dietas.

“Morro es poco”

En Twitter, Sociedad Civil Catalana ha sido de los primeros en poner el grito en el cielo. Desde su cuenta, han compartido el texto presentado con la petición. Y no han dudado en asegurar que Puigdemont y compañía tienen ‘mucha cara’. “Morro es poco”, se lamentan desde la entidad.

 

Publicidad

Comentarios