La calidad y amplitud de su cartera de servicios, su tasa de resultados, sus sistemas de gestión y excelencia acreditados y su política de trato a la paciente, a quien ponen en el centro de su actividad, ha consolidado a la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz como referencia de calidad y seguridad en sus procedimientos por volumen asistencial y resultados en la Comunidad de Madrid.

Publicidad

Un aval que a menudo resulta diferencial en un país que ya es el segundo de la Unión Europea con la maternidad más tardía, según datos de Eurostat que sitúan en 30,8 años la edad media a la que las españolas son madres, en un 6,6 por ciento el porcentaje de mujeres que tienen su primer hijo pasados 40 y en 1,34 nacimientos por cada mujer la tasa de fecundidad. “Esto implica un descenso en el índice de fecundidad y, por ende, de la natalidad, que ya se nota en nuestra pirámide poblacional”, indica la Dra. Corazón Hernández, directora de la Unidad de Reproducción Asistida de la Fundación Jiménez Díaz, mencionando trabajos que auguran que “un alto porcentaje de las mujeres del ‘baby boom’ de los años 70 no tendrán hijos”.

Este escenario de “aumento de la edad reproductiva, sumado a los nuevos modelos de familia contemplados en la cartera mínima de servicios promulgada en octubre de 2014 -añade-, hace patente un incremento de los tratamientos de reproducción asistida necesarios”.

Reto diario del presente, bien social del futuro

Por eso, y con el objetivo de adaptarse a esta nueva y creciente demanda, la Unidad de Reproducción Asistida de la Fundación Jiménez Díaz ha incorporado sistemas de gestión que tienen a la paciente como centro de la atención, haciendo que sea ella “quien nos elige y exige”, explica la Dra. Hernández, asegurando que, para el servicio “es un reto diario poder atender las necesidades de la sociedad en el campo de la reproducción, que consideramos un bien social futuro”.

En este sentido, los datos de la unidad hablan por sí solos ya que, según indica su directora, “acudiendo por primera vez al hospital ya con sus resultados del estudio de fertilidad básico y listos para iniciar tratamiento de fecundación in vitro (FIV) en la mayoría de los casos, en un tiempo medio de 31 días”, se atienden en ella a más de 2.000 parejas cada año, tanto por problemas de infertilidad como genéticos familiares, diagnosticables en la fase embrionaria”, y sólo en 2017 “se iniciaron más de 1.500 ciclos de FIV, 150 diagnósticos genéticos embrionarios y 700 inseminaciones artificiales, “alcanzando estándares óptimos y deseables en todos los procesos realizados con una asistencia sanitaria de máximo nivel”.

Adicionalmente, innovando de forma constante en servicios y procedimientos e incorporando nuevas tecnologías, tanto sanitarias como de gestión, al servicio de las usuarias, como es el Portal de Paciente, se persigue ofrecer una atención rápida e integral dirigida a “minimizar los potenciales daños psicológicos y de resultados que pueden generar las prolongadas listas de espera y causando las mínimas molestias en forma de desplazamientos o pérdida de tiempo y horas de trabajo”, asevera la especialista, añadiendo: “De esta forma las pacientes son participes de su proceso de salud de forma activa, responsable y trasparente”.

Norma UNE 179007: 2013, aval de excelencia

Recientemente, además, la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz ha sido acreditada según la norma UNE 179007:2013 relativa a Laboratorios de Reproducción Humana, que la certifica bajo el alcance de “Unidad de Reproducción Asistida para paciente público y privado”, lo que abarca tanto la consulta médica como los laboratorios de andrología y embriología y la crioconservación, y confirma la rigurosidad de sus procedimientos y metodologías.

La norma supone una vigilancia estricta de todos aquellos indicadores de calidad establecidos por las sociedades científicas y que avalan los resultados en cada una de las técnicas realizadas -FIV/ inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), inseminaciones con semen de pareja o donante, criopreservación de gametos y embriones mediante técnicas de vitrificación, cultivo prolongado hasta blastocisto y diagnóstico genético preimplantacional- en todas sus prestaciones.

En la Comunidad de Madrid, solo otra unidad de Reproducción Asistida de un hospital de las características de la Fundación Jiménez Díaz ha sido acreditada con la norma UNE 179007:2013, con la que cuentan apenas una docena de servicios de Medicina de la Reproducción a nivel nacional.

Publicidad

Comentarios