El cuartel de la Guardia Civil de Igualada (Barcelona) ha sufrido este jueves por la noche el lanzamiento de un paquete en llamas. Por el momento, no se ha detenido a los autores,

Publicidad

El artefacto consistía en una bolsa de ropa impregnada de una sustancia inflamable y lo tiraron al menos dos personas que se acercaron escondiéndose entre los coches. Los propios agentes fueron los que sofocaron rápidamente las llamas, evitando daños materiales y heridos.

Este ataque a la Guardia Civil en Igualada se produce justo después de que los agentes hayan requisado en un almacén un centenar de urnas, 2,5 millones de papeletas y cuatro millones de sobres para el referéndum independentistas del 1-O.

Publicidad

Comentarios