La noche ha sido en Barcelona de lo más violenta. La tensión entre policía y manifestantes ha ido en aumento y las imágenes y vídeos que se pueden ver de las últimas horas reflejan el grado de enfrentamiento.

Publicidad

Tal ha sido el choque que hasta los Mossos han tenido que escoltar a sus colegas de la Guardia Civil para que pudieran abandonar la Consejería de Economía, donde permanecían atrapados tras los registros y detenciones de este pasado miércoles.

Con la Consejería completamente rodeada por los manifestantes, los Mossos han tenido que abrirse paso y escoltar a los agentes de la Guardia Civil en unas imágenes que reflejan la tensión del momento. De hecho, a la policía autonómica catalana no le ha quedado otra opción que cargar contra los que rodeaban la Consejería de Economía y no dejaban salir a los guardias civiles.

Algunos de los Mossos llegaban vestidos de civiles mientras los manifestantes lanzaban botellas de agua y rompían el cordón de los voluntarios, que intentaban que las manifestaciones fueran pacíficas. Los agentes tenían que refugiarse en el Coliseum ante el ataque de los independentistas, como recogían algunos vídeos en Twitter.

El acoso a los agentes de la Benemérita arrancaba horas antes, cuando atacaban sus coches y les impedían abandonar el local. En redes sociales, los tuiteros cargaban contra quienes habían destrozado los coches de la Guardia Civil, donde llegaban a leerse mensajes a favor del terrorismo de ETA.

La violencia y la tensión se han apoderado esta pasada noche de Barcelona, donde los enfrentamientos y disturbios han sido continuos. La Consejería de Economía de la Generalitat ha sido el epicentro de las protestas callejeras tras las 14 detenciones y 41 registros. Según fuentes de la Guardia Urbana, se llegaron a congregar hasta 40.000 personas a las puertas de la Consejería y tras 20 horas, la Guardia Civil salía escoltada a las 7:15 horas de este jueves.

Hacia la medianoche, aún permanecían medio millar de personas en las calles, pese al llamamiento de la ANC y Ómnium para que “abandonasen las protestas hasta el día siguiente”.

Cargas policiales, heridos y coches de la Guardia Civil destrozados es el balance de una noche de tensión y destrozos.

Publicidad

Comentarios