Angela Merkel seguirá cuatro años más como canciller de Alemania tras imponerse su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), en las elecciones celebradas este domingo.

Publicidad

Los resultados de los comicios han sido, sin embargo, agridulces para Merkel. En primer lugar porque ha bajado más de ocho puntos en porcentaje de voto respecto a 2013 (del 41,5% al 33%) . Y en segundo, porque ha emergido como tercera fuerza el partido de ultraderecha y xenófobo Alternativa para Alemania (AfD), que con un 12,6% de los apoyos se ha convertido en la primera formación de este tipo que entra en el Parlamento desde la Segunda Guerra Mundial.

Además, la socialdemocracia (SPD) ha sufrido una derrota histórica al cosechar el peor resultado desde 1949 al obtener el 20,5% de los votos (cinco menos que hace cuatro años). Los liberales del FDP regresan al Bundestag tras una legislatura ausente, con el 10,8% del escrutinio. La Izquierda ha conseguido un 9,2% de las papeletas y, en el caso de Los Verdes, han cosechado un 8,9%.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha felicitado a Merkel a través de su cuenta en Twitter en un mensaje firmado por “MR”, lo que indica que lo ha escrito él mismo. “Una Alemania fuerte en una Europa mejor”, señala el jefe del Ejecutivo.

También ha enviado un telegrama en el que se muestra “seguro” de que la victoria electoral de la CDU constituirá “un poderoso incentivo para continuar desarrollando la acción del Gobierno alemán e impulsando, con determinación y altura de miras, el proyecto de integración europea”.

“Europa en su conjunto necesita una Alemania comprometida con el reforzamiento de la Unión Europea, fuente primordial de bienestar para nuestros ciudadanos”, añade el presidente en su telegrama de felicitación.

Según Rajoy, los alemanes han renovado con su voto el apoyo a la gestión de Merkel y la confianza en el “legado que se merecen” las generaciones presentes y futuras: “una Europa fuerte, unida, competitiva, solidaria y próspera”.

Además, expresa el deseo de que esta “gran victoria electoral” del CDU “redunde en el fortalecimiento de las ya de por sí excelentes relaciones bilaterales hispano-alemanas y de nuestra estratégica concentración en los distintos foros internacionales de los que formamos parte”.

Por su parte, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha centrado su comentario en Twitter sobre las elecciones alemanas en el auge de la extrema derecha, ante el que muestra su “preocupación”, y en la mal resultado de los socialistas.

“Preocupación por el auge de la extrema derecha en Alemania. Deseo que el SPD trabaje desde la oposición para construir alternativa”, ha indicado.

Mientras, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha puesto en valor la subida el gran resultado cosechado por los liberales del FDP: “Entran los populistas en Alemania, pero afortunadamente suben los liberales, que serán decisivos ante la caída de conservadores y socialistas”.

Desde Podemos, su líder, Pablo Iglesias, ha indicado: “No hace falta ser Corbyn, basta ser Schulz. Lo decían quienes hoy elogian la “lealtad” al Gobierno. Y así le ha ido al SPD y a Alemania…”. Mientras, su secretario de Organización, Pablo Echenique, ha comentado: “Mientras tanto, en Alemania, los neonazis primos de los de esta mañana en Zaragoza podrían ser tercera fuerza. Da miedo”.

Mientras el líder de la formación morada

Publicidad

Comentarios