Los afectados por la espina bífida han visto en las últimas semanas cómo el lazo amarillo con el que tratan de dar visibilidad a esta enfermedad ha sido ‘secuestrado’ por el independentismo. Y es que es el mismo distintivo que el que ahora se utiliza para pedir la liberación de los que los separatistas califican como “presos políticos” catalanes.

Publicidad

Los lazos amarillos en las solapas comenzaron a aflorar hace un mes en el Parlament. Un gesto en solidaridad con los encarcelados Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural. Después, su visibilidad se multiplicó con la entrada en prisión de los exconsellers catalanes.

Este guiño, tal y como informa el diario ‘El Mundo’, ha hecho daño a los afectados por la espina bífida, que precisamente celebran este martes su Día Nacional y temen que representantes políticos y caras populares no apoyen su campaña, como hacen cada año, por miedo a que se saquen imágenes de contexto y se dañe la reputación de quien porte su lazo amarillo. Esto ha provocado que este 21 de noviembre no se vayan a realizar actos públicos en apoyo a la enfermedad en Cataluña, como ocurría cada año.

La concurrencia en el tiempo ha sido una “penosa coincidencia” según Carmen Gil, presidenta de la Federación de Espina Bífida e Hidrocefalia (Febhi), que explica que este símbolo se asocia con el 21 de noviembre desde hace años en España y varias décadas en otros lugares como Latinoamérica o Reino Unido.

Todas las alarmas se encendieron cuando comenzaron a llegar “llamadas incesantes de todo el territorio”. Una coyuntura que dejó “descolocados” a los miembros de Febhi. La situación más delicada se vivió en la delegación de Cataluña, donde los preparativos se paralizaron y finalmente no se realizarán actos públicos.

Lejos de amilanarse por este golpe, desde Febhi han preparado “un bombardeo de lazos amarillos en redes” bajo el hashtag #ellazoamarilloesdelaEB, además de lucir su color desde hace unas jornadas y no sólo el Día Nacional.

Además, diferentes monumentos emblemáticos de Madrid, MurciaValenciaPamplonaBilbao y Cádiz se iluminarán por la tarde en apoyo del Día Nacional. La Puerta de Alcalá o el estadio de San Mamés lucirán de amarillo por esta causa.

La espina bífida es una malformación congénita en la que existe un cierre incompleto del tubo neural al final del primer mes de vida embrionaria y posteriormente, el cierre incompleto de las últimas vértebras. La sufren más de 19.000 personas en España.

Publicidad

Comentarios