La sesión constitutiva del Parlament ha contado con ocho ausencias, las de los tres diputados que están encarcelados y los cinco que permanecen en Bruselas. En estos ocho escaños los independentistas han colocado sendos lazos amarillos, el símbolo para pedir la excarcelación de los presos.

Publicidad

Junts per Catalunya y ERC han colocado lazos amarillos en los escaños que deberían ocupar los diputados encarcelados o fugados a Bruselas durante la sesión constitutiva del Parlamento catalán celebrada este miércoles.

Concretamente, son los asientos de los presos Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sánchez; y los huidos a Bélgica Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Toni Comín y Meritxell Serret.

También se ha puesto un lazo amarillo en una de las sillas de la tribuna de invitados, reservada para el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que está en la cárcel de Soto del Real.

OVACIONES CUANDO ERAN LLAMADOS A VOTAR

Asimismo, cada vez que estos diputados han sido llamados a votar por la Mesa de Edad durante la elección de la Mesa del Parlament se han llevado una sonora ovación por parte de la bancada independentista.

Puigdemont y el resto de huidos a Bruselas no han solicitado el voto delegado, por lo que no han participado en la votación. Sí lo han hecho, sin embargo, los tres encarcelados: Junqueras, Forn y Sànchez.

Publicidad

Comentarios