Izquierda Unida entra de lleno en la guerra de banderas con una propuesta que está levantando ampollas en las redes sociales, donde la formación es esclava de sus propias palabras.

Publicidad

Izquierda Unida (IU) ha registrado en el Congreso una propuesta para reformar la Ley de Banderas y permitir que las administraciones públicas puedan colocar enseñas no oficiales en sus fachadas de forma temporal.

La federación de izquierdas ha promovido esta reforma, respaldada por el grupo parlamentario de Unidos Podemos, después de que la Justicia haya fallado ya contra dos ayuntamientos valencianos que colocaron la bandera republicana para conmemorar el día 14 de abril el año pasado.

Según ha recordado el diputado valenciano de IU, Ricardo Sixto, fue la delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana la que denunció a los consistorios que colgaron la tricolor. De momento se acumulan ya dos sentencias condenatorias -en Buñol y Barxet– por exhibir una enseña no constitucional incumpliendo el ordenamiento jurídico.

El objetivo de la reforma que plantea IU es dar cobertura legal a la colocación de banderas como la republicana, la de cualquier club deportivo o las que se puedan poner con motivo de la celebración del Día de la Mujer, el Día del Orgullo Gay o efemérides similares.

La federación apuesta por modificar el artículo 6 de la Ley de Banderas para que se puedan exhibir esas enseñas de forma temporal siempre que no alteren la colocación de las banderas oficiales, es decir, respetando en todo momento “la preeminencia y el lugar de honor que corresponde a la bandera oficial de España y el resto de insignias oficiales”.

¿Y LA ESTELADA?

Sixto no ha especificado si esa reforma daría cobertura a la colocación de la estelada (bandera independentista catalana) y se ha limitado a recalcar que con su propuesta sólo estarían vetadas las enseñas que incitaran al odio y no estuvieran amparadas por la libertad de conciencia.

En concreto, la iniciativa habla de dar vía libre a la colocación de “enseñas, banderas, símbolos históricos, distintivos y cualquier otra manifestación gráfica de la libertad de expresión sin mayor limitación que la que sea de aplicación a cualquier espacio público y la establecida en la legislación sobre respeto a los derechos fundamentales, derechos humanos y memoria histórica”.

La propuesta de Izquierda Unida no ha sido recibida de muy buen agrado en las redes sociales y muchos han recordado un tuit que esta formación publicó hace unos días, después de que la cantante Marta Sánchez interpretara su versión del himno de España con letra, en el que decía que eso “no va a dar de comer a las familias ni va a acabar con los problemas estructurales”.

Publicidad

Comentarios