El pasado 15 de abril, un tuit de la Guardia Civil enloquecía a los internautas. La imagen del joven que habían usado para mostrarse próximos a la ciudadanía, encandilaba a los usuarios de esta red social, que se preguntaban dónde podían dejarse detener por ese agente. Ahora, por fin ha roto su silencio y se sabe todo de él.

Publicidad

Un tuit le ha cambiado la vida. El guardia civil que hace unos días saltó a la fama de las redes sociales por su gran atractivo se llama Jorge Pérez Díez, tiene 35 años, es cántabro, está casado y está destinado en Aguilar de Campoo (Palencia).

El diario ‘El Norte de Castilla’ ha localizado a este agente, que revolucionó Twitter con su musculatura y su mirada penetrante, gracias a un tuit en la cuenta de la Guardia Civil, publicado el pasado día 15 de abril.

“Aunque por fuera nos veas vestidos de uniforme por dentro no somos diferentes a ti Trabajamos por tu libertad y seguridad Si nos necesitas llama al 062”, rezaba el tuit en cuestión, que incluía una foto del agente. La publicación se convirtió en un fenómeno viral, con más de 1.500 comentarios, 3.000 retuits y 12.000 ‘me gusta’.

El joven guardia civil cautivó especialmente a las usuarias femeninas de dicha red social, que han comentado que “se dejarían multar” o que incluso “llevarían explosivos encima” con tal de ser cacheadas por él.

Muchos fueron entonces los que pusieron en duda que el seductor agente perteneciera, realmente, al cuerpo de la Benemérita. Pero ahora ‘El Norte de Castilla’ le ha entrevistado y ha disipado las dudas. Garantiza que no es un modelo profesional: “Ingresé en el Cuerpo en el año 2005”.

“MI MUJER SE RÍE A CARCAJADAS CON TODO ESTO”

Jorge Pérez cuenta cómo empezó este fenómeno viral y cómo lo está viviendo. “Me enteré de la existencia de la foto una noche estando en casa, en la que de repente me empezaron a llegar mensajes por WhatsApp de amigos y familiares en los que me decían que me habían visto en Internet. Fue una gran sorpresa”, señala.

“Me siento halagado, aunque también sorprendido, desconocía la potencia de estos efectos virales de la Guardia Civil. He de reconocer que ha sido algo espectacular. Incluso he recibido mensajes de amigos que me han visto desde Venezuela, México o Miami“, explica.

Jorge Pérez relata también que sus compañeros le hacen “continuas bromas”, igual que su familia, e incluso su mujer. “Creo que es la que más disfruta con todo esto. Se ríe a carcajadas con los comentarios. Es una mujer muy positiva, llena de vitalidad y muy segura de sí misma. Juntos formamos equipo, no podría ser de otra manera siendo familia numerosa”, afirma.

Publicidad

Comentarios