Cientos de catalanes en las redes sociales ofrecen sus camas para los miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional tras ser desalojados de varios hoteles de Cataluña.

Publicidad

Cientos de personas han ofrecido camas y cobijo a los miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil que se encontraban en Cataluña tras su actuación durante el referéndum ilegal del 1-O.

Los policías fueron expulsados de varios hoteles de Calella, en Barcelona, en los que se encontraban el Palmeras, el Catalonia y el Vila, que albergaban a más de 500 agentes.

No han sido los únicos hoteles que han hecho abandonar a los cuerpos del Estado, en Pineda del Mar, 40 policías salieron entre insultos y amenazas de los ciudadanos.

Tras ver estos acontecimientos, cientos de catalanes han publicado en las redes sociales mensajes en los que ofrecían un lugar donde dormir a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Se estima que aún hay alrededor de 250 policías que no tienen alojamiento para pasar estos días tras el 1-0.

Publicidad

Comentarios