Ni que sea todo pantalla, ni el reconocimiento facial, ni su potente cámara, ni la carga inalámbrica. Lo más comentado en las redes sociales del nuevo iPhone X es su precio prohibitivo.

Publicidad

Apple presentó este martes su nuevo terminal, con el que la compañía conmemora los diez años de su primer iPhone dando un salto cualitativo en presentaciones. Pero las novedades de este smartphone revolucionario se pagan a precio de oro. Y es que habrá que rascarse el bolsillo más que nunca para hacerse con él.

En España, su versión más barata, el de 64GB, tendrá un precio de 1.159 euros, mientras que la de 256GB subirá hasta los 1.329 euros. Los altos impuestos de nuestro país disparan las cifras a pagar por el iPhone X, que estará al alcance de pocos.

Las redes sociales se llenaron de memes y chistes tras desvelarse en la ‘keynote’ de Apple los escandalosos precios de su producto estrella. Las bromas con los órganos que habrá que vender para poder comprar el terminal fueron una constante en Twitter, donde también hubo lágrimas, amagos de infarto y cálculos de las probabilidades de tener el teléfono.

Publicidad

Comentarios