Los Mossos d’Esquadra han abatido en Subirats (Barcelona) a un hombre que ha resultado ser Younes Abouyaaqoub, el autor material del atentado de La Rambla.

Publicidad

El individuo llevaba adherido al cuerpo lo que parecía un cinturón de explosivos, según ha confirmado el perfil oficial de Twitter de los Mossos. El cuerpo de policía catalán, eso sí, no ha confirmado aún la identidad del hombre abatido en un primer momento, aunque fuentes policiales y varios medios, como TVE, han adelantado que se trataba de Younes Abouyaaqoub, el autor material del atentado de La Rambla.

Tras pedir ayuda en Twitter para detener al único terrorista que logró huir de Barcelona el pasado jueves tras el ataque en La Rambla, los Mossos advertían pasadas las 16:00 horas de este lunes, que estaba habiendo incidentes en la localidad barcelonesa de Subirats.

Minutos más tarde, confirmaban en las redes sociales que se había abierto una operación policial y, de nuevo, pedían a medios y ciudadanía que sólo se difundiera información oficial, a fin de evitar otros incidentes o propiciar que el terrorista pudiera huir de nuevo.

Pasaban ya las 17:00 horas de la tarde cuando en Twitter los Mossos confirmaban que la persona sospechosa llevaba adherido lo que parecía un cinturón de explosivos, y confirmaban que el hombre había sido abatido.

Ante el hecho de que pudiera llevar explosivos reales, los Mossos daban paso a los TEDAX, que utilizando el robot, se acercan al cuerpo para sin vida del terrorista para hacer la comprobación oportuna.

Al parecer, ha sido un testigo el que ha alertado de la presencia del terrorista huido en esta localidad de Subirats. Younes, acorralado, ha gritado en la calle “Alá es grande” antes de ser abatido por los Mossos, que después confirmaban que el cinturón de explosivos era falso.

Minutos después, confirmaban que el hombre abatido era Younes, mientras que pedían de nuevo que no se difundieran imágenes ni información acerca de los controles policiales.

Younes Abouyaaqoub llevaba huido desde que el pasado jueves atropellara a una multitud en La Rambla de Barcelona, causando 13 muertos, y asesinara después a Pau Pérez para robarle el coche y huir de los controles policiales.

Publicidad

Comentarios