Los Mossos d’Esquadra han decidido tomarse el ‘día libre’ en estas primeras horas del referéndum independentista ilegal. Pese a las instrucciones de impedir la consulta, la policía autonómica catalana se ha limitado hasta ahora a levantar acta en los centros de votación de las principales ciudades catalanas.

Publicidad

Tal es la inacción de los Mossos que ni siquiera han tuiteado. La cuenta oficial ha guardado silencio hasta pasadas las 10 de la mañana, cuando han escrito: “Estamos en la calle trabajando para dar cumplimiento a la orden del TSJC con proporcionalidad y adecuándanos a cada situación para garantizar la seguridad”.

El delegado del Gobierno en CataluñaEnric Millo, ha criticado en rueda de prensa el papel de los Mossos este 1-O: “Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos hacer”, ha dicho Millo, ante la inacción de los Mossos de impedir la votación.

El delegado ha acusado directamente a la Generalitat de haber “impuesto la línea política por encima del criterio profesional” de los Mossos, “poniendo en riesgo el prestigio de un cuerpo policial que es de todos y para todos”.

A través de Twitter, el Ministerio del Interior también ha mandado un ‘recado’ a los Mossos. Con un enorme “SÍ” en mayúsculas, reiteraba que tanto Policía Nacional como la Guardia Civil hacían caso a la orden de la juez y habían empezado ya a incautarse de todo el material disponible para el referéndum, en contraste con la policía autonómica catalana.

En Twitter, muchos usuarios están criticando duramente al mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, pidiendo incluso su dimisión inmediata por incumplir las órdenes judiciales.

Publicidad

Comentarios