Los cuatro terroristas detenidos por los atentados de Barcelona y Cambrils se han desentendido del ataque y han culpado al imán de Ripoll de ser él el que quería inmolarse y provocar una tragedia aún mayor. Todos los detenidos han decidido lavarse las manos, como era de esperar, y buscar una cabeza de turco.

Publicidad

A pesar de eso, no parece que el juez vaya a creer sus versiones, ya que los cuatro detenidos están implicados de una manera u otra en los atentados que han costado la vida a 15 personas.

En Twitter, muchos son los que han compartido la noticia y pocos los que se han sorprendido de que los terroristas quieran echar toda la culpa al imán de Ripoll, quien supuestamente les habría reclutado para el DAESH y animado a atentar en Barcelona.

El imán Abdelbaki Es Satty, que murió en la explosión de Alcanar, sería el cabecilla de la célula yihadista aunque, como muchos usuarios de Twitter reflejan, tras su muerte ninguno de los terroristas decidió parar la masacre y no atacar en la Ciudad Condal.

Según los cuatro detenidos de la célula, el imán quería inmolarse con explosivos, aunque murió antes en la casa de Alcanar.

Antes de echar la culpa al imán de Ripoll, los cuatro detenidos han prestado declaración ante el juez.

De momento, ha trascendido la declaración de dos de ellos. El primero, el testimonio de Mohamed Houli Chemlalha, que ha admitido que la célula yihadista preparaba un atentado en la Sagrada Familia de Barcelona. El terrorista, herido en la explosión de Alcanar, ha acudido con el mismo pijama del hospital y en chanclas a declarar, ha contestado a todas las preguntas y ha hablado sobre la relación que existía entre él y el resto de terroristas.

Quien menos creíble ha resultado ha sido Driss Oukabir, quien ha asegurado que alquiló la furgoneta de los atentados pero lo hizo engañado, pensando que era para una mudanza. Una versión diferente a la que dio en un primer momento, cuando aseguró que su hermano pequeño Moussa le había robado la documentación. De hecho, fue detenido cuando acudió a comisaría para contarlo.

Tras sus declaraciones, la fiscal del caso ha pedido prisión incondicional para los cuatro terroristas detenidos.

Publicidad

Comentarios