El consejero de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, ha propuesto este lunes a Pere Soler i Campins como nuevo director de los Mossos d’Esquadra, en sustitución de Albert Batlle, que ha dimitido por motivos políticos a dos meses y medio del referéndum independentista convocado para el 1 de octubre.

Publicidad

Pere Soler Campins tiene 50 años, es de Terrassa, abogado, y durante tres años, hasta 2016 fue director general de Servicios Penitenciarios en Cataluña. Es cercano a Josep Rull, consejero de Territorio y Sostenibilidad, por los vínculos con Terrassa, donde los dos fueron concejales.

También es del entorno Germà Gordó, el exdiputado de Juns pel Sí que dejó el grupo parlamentario independentista al ser imputado por el caso 3%. Gordó era consejero de Justicia cuando él ostentó el cargo de director de prisiones.

Soler participó el pasado 4 de julio en el acto organizado por Junts Pel Si en el Teatro Nacional de Cataluña para presentar su propuesta para el referéndum del 1-O. Tras el acto, protagonizado por el presidente de la Generalitat, Carles Pugidemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, Soler aseguró en su cuenta oficial de Twitter: “¡No lo podrán evitar!”.

Tras conocerse su nombramiento muchos tuiteros y algunos medios han recuperado y analizado tuits antiguos de Soler en los que manifiesta su sentimiento independentista y su posición respecto a quienes cuestionan que la consulta pueda llevarse a cabo. En 2016, por ejemplo, en respuesta a un mensaje compartido desde la cuenta oficial del PSOE -en el que explicaban su decisión de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno- Soler escribió: “Espero que nos vayamos ya porque me dan pena los españoles”.

Ese mismo año respondía a un tuitero refiriéndose a los españoles como “zombies” (sic). Y aclarándole que él “no habla de zombis y menos de zombis españoles, si España no fuera un país de pandereta estarían ya investigados y dimitidos”.

En otra ocasión, en diciembre de 2015, el nuevo jefe de los Mossos d’Esquadra se dirigió directamente a la líder socialista Susana Díaz en esta red social para indicar: “Mira, Susana Díaz del PSOE, todos los catalanes, también los nacidos en Andalucía, si queremos nos vamos a ir con o sin un referéndum ¿queda claro?”.

En diciembre de 2014 se refirió al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por su participación en un programa de TV3 y señaló que Díaz era “un español que había acudido a dividir a los catalanes en el proceso constituyente” un asunto en que “los españoles no tienen que opinar, no gracias”.

Y un par de meses antes, en octubre de ese mismo año, arremetía contra el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y contra el actual diputado de Ciudadanos Toni Cantó: “Pedro Sánchez se equivoca más que Toni Cantó: uno se pasa de progre y el otro no da más de sí… Caramba con los guapitos españoles, nivelazo”.

La cruzada de Pere Soler contra el Estado viene de lejos, no es algo que venga de ahora para poder ascender a medida que se acerca el 1 de octubre. En 2014 hay tuits en los que discutía con el presidente de la sección local del PPC de Terrassa, Gabriel Turmo, donde dejaba clara su postura: “Hoy en día lo único innecesario son todas las estructuras del Estado Español en Catalunya. Bye bye hastra otro ratito”.

El sustituto de Albert Batlle es muy activo en las redes sociales. Tiene cuenta en las principales plataformas como Twitter, Instagram y Facebook. En esta última también ha compartido alguna publicación polémica como una en la que recurre a un anuncio de una famosa tienda de tecnología. “Yo no soy tonto. No son catalanes, son españoles. No es PSC, PPC y Podemos, es PSOE, PP y Podemos”, se puede leer en una de las capturas que ahora le sacan a la luz.

Publicidad

Comentarios