El domingo 14 de enero en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Madrid será una de las pocas ocasiones en las últimas décadas en la que se podrá disfrutar de Martha Argerich interpretando un programa que incluye obras de Liszt, Shostakóvich, Rachmaninov y Ravel, además de versiones de Liszt de piezas de Verdi y Wagner.

Publicidad

Por segundo año, el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), en coproducción con La Filarmónica, invita al ciclo Liceo de Cámara XXI a la legendaria pianista Martha Argerich para protagonizar un concierto extraordinario en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música, esta vez, junto al pianista italiano Gabriele Baldocci el próximo domingo 14 de enero.

Durante las últimas décadas han sido muy pocas las apariciones en solitario de la pianista, de modo que esta pequeña gira por la península ibérica -también pasará por Valencia y Barcelona- permitirá a los aficionados disfrutar de sus elevadas interpretaciones, algo que se convierte en una rara oportunidad. Posteriormente, durante febrero y marzo, Argerich se reencontrará también con su público de Londres, París, Ámsterdam y Berlín.

Martha Argerich siempre se ha caracterizado por su flexibilidad y curiosidad para presentarse en los escenarios con artistas y formaciones diferentes, con especial predilección para proyectar el talento joven. En el concierto del próximo domingo se combinará la sabiduría de la ilustre pianista argentina con la frescura del pianista italiano Gabriele Baldocci.

El dúo presenta en esta velada su CD grabado en vivo por el sello Dinamics, con obras de Liszt, Shostakóvich, Rachmaninov y Ravel, además de versiones de Liszt de piezas de Verdi (Salve Maria de Jérusalem, de I Lombardi alla prima crociata) y Wagner (Isoldes Liebestod de Tristán e Isolda). La fuerte personalidad musical de ambos pianistas que viven de la inspiración mutua fue lo que les unió para en 2013 emprender un camino conjunto plagado de éxitos.

Éxitos que ya conoce Martha Argerich, leyenda incombustible, que empezó a tocar el piano a los cinco años con Vincenzo Scaramuzza. Considerada una niña prodigio, no tardó en ofrecer sus primeros conciertos y en 1955 ya se había trasladado a Europa para continuar sus estudios en Londres, Viena y Suiza con Seidlhofer, Gulda, Magaloff, Lipatti y Stefan Askenase. En 1957 ganó los Concursos de Piano de Bolzano y Ginebra, y en 1965 el Concurso Internacional Chopin de Varsovia. Desde entonces, ha sido una de las pianistas más prominentes tanto en popularidad como en habilidad y a sus 76 años sigue volcándose con la misma intensidad en cada uno de sus recitales.

La pianista Martha Argerich

Argerich ha destacado por su representación de la literatura pianística de los siglos XIX y XX. Su amplio repertorio incluye obras de Bach, Beethoven y Messiaen, así como Chopin, Schumann, Liszt, Debussy, Ravel, Franck, Prokofiev, Stravinski, Shostakóvich y Chaikovski.

Aunque es invitada habitual de prestigiosas orquestas, directores y festivales de Europa, Japón y América, la música de cámara tiene un papel muy relevante en su vida musical, y actúa y graba frecuentemente con los pianistas Nelson Freire y Alexandre Rabinovitch, el chelista Mischa Maisky y el violinista Gidon Kremer. Como ella misma afirma: “Esta armonía entre un grupo de personas me da una gran fuerza y paz”.

Entre los numerosos premios que ha recibido a lo largo de su carrera destacan los Premios Grammy por los conciertos de Bartók y Prokofiev, por Cinderella de Prokofiev con Mikhael Pletnev y por los Conciertos 2 y 3 de Beethoven con la Mahler Chamber Orchestra bajo la dirección de Claudio Abbado; Premio Gramophon Artista del Año, Mejor Disco del Año de Concierto de Piano por los conciertos de Chopin; Premio Choc del Monde de la Musique por su recital en Ámsterdam; premio Künstler des Jahres Deutscher Schallplatten Kritik en la categoría de Mejor Representación de Solista Instrumental; premio del Sunday Times al Disco del Año y Premio de la Revista Musical de la BBC en 2007 por su disco de Shostakóvich.

Desde 1998 es Directora Artística del Festival Beppu en Japón; en 1999 creó el Festival y Concurso Internacional de Piano Martha Argerich en Buenos Aires, y en junio de 2002 el ‘Progetto Martha Argerich’ en Lugano. Entre las numerosas distinciones que ha recibido se encuentran la de Oficial de la Orden de las Artes y las Letras (1996) y Comandante de la Orden de las Artes y las Letras (2004) del Gobierno francés; Accademica di Santa Cecilia de Roma (1997); Músico del Año por Musical America (2001); Orden del Sol Naciente, Rayos de Oro con Escarapela, del Emperador de Japón y el prestigioso Praemium Imperiale de la Asociación de Arte de Japón, que la pianista recogió en 2005.

Por su parte, Gabriele Baldocci es profesor en el Trinity Laban Conservatoire of Music de Londres y ha ofrecido conciertos en centros de prestigio como la Tonhalle de Zúrich, Parco della Musica de Roma, Teatro Colón de Buenos Aires, Sala Verdi de Milán, Parnassos Hall de Atenas, Poisson Rouge de Nueva York, entre otros.

Ha grabado la obra completa para piano y violín, y piano y viola de Nino Rota junto al violinista Marco Fornaciari, las obras completas para dos pianos de Michael Glenn Williams junto a Enrico Pompili, la obra completa de las Baladas y los Impromptus de Chopin y un recital en vivo para dos pianos, a dúo con Martha Argerich.

Músico ecléctico y contracorriente, Baldocci ha creado numerosos espectáculos donde oscila entre el repertorio tradicional y la improvisación -a menudo dirigida por el público-, en el que fusiona elementos de música clásica, jazz y rock, así como la presentación a menudo de obras de autores contemporáneos.

Baldocci es embajador oficial del Martha Argerich Presents Project y participa regularmente en varios grupos de música de cámara, formando dúo desde hace años con Argerich. También con el pianista argentino Daniel Rivera, aparte de colaborar frecuentemente con diferentes actores como Amanda Sandrelli.

Considerado, a su vez, niño prodigio del piano, con 9 años ya daba conciertos y no tardó en empezar a hacerse con importantes galardones como el otorgado por el Concurso Casagrande de Terni y, por supuesto, el Concurso Martha Argerich de Buenos Aires. Tras haber estudiado en la Accademia Pianistica de Imola con Franco Scala, fue alumno de la International Piano Academy de Como, donde tomó clases de grandes figuras del piano como, por ejemplo, William Grant Naboré, Lèon Fleisher, Alicia de Larrocha, Dmitri Bashkirov y Claude Frank.

Actualmente integrado en el campo de la enseñanza, es a menudo invitado a dar clases magistrales en universidades y academias muy prestigiosas del mundo e invitado a participar como miembro del correspondiente jurado en concursos pianísticos internacionales.

Publicidad

Comentarios