‘Masterchef Junior 5’ vivió este miércoles su estreno entre lágrimas y mucho talento. Ha sido, sin duda, un primer programa emotivo y exitoso, aunque no han faltado las críticas.

Publicidad

Al igual que en su anterior edición, y como ha pasado con ‘Masterchef Celebrity’, el hastag de ‘Masterchef Junior 5′ se convirtió en trending topic desde el minuto uno. La mayoría, con comentarios positivos y halagos al gran talento culinario de los niños elegidos entre más de 6.000 aspirantes.

Finalmente, fueron 25 los niños que aparecieron en este estreno, aunque de ellos, tan sólo 16 se convirtieron en aspirantes definitivos.

El proceso de selección dejó un reguero de lágrimas entre los más pequeños, que vieron cómo el sueño de entrar en Masterchef Junior 5 se rompía delante de ellos. Fue uno de los pocos momentos criticados en redes sociales. Y es que algunos espectadores transmitieron su malestar por hacer pasar a los niños por semejante situación.

Tras eliminar a nueve de los aspirantes, los 16 escogidos se desplazaban a Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) para celebrar la que es ya la primera prueba de exteriores de esta quinta edición. Y fue todo un caos. Primero, los pequeños chefs hacían una parada en la heladería más antigua de España. Aprovechaban para aprender a hacer helados artesanos.

Los niños formaban cuatro equipos, sin capitanes, que tenían que preparar un helado distinto para vender el máximo número de raciones.

A pesar de los problemas, todos lograron sacar sus helados adelante. Ya en este prueba, se podía ver qué niños están un escalón por encima del resto, haciéndose con las riendas del reto pese a no haber capitanes. El equipo ganador se salvaba de la prueba de eliminación.

Así, los 12 restantes se enfrentaban a la expulsión. En plató recibían la visita de Paula, Jefferson, Covadonga, María y Mauro, cinco exconcursantes de ediciones anteriores de Masterchef Junior. Los aspirantes tenían 15 euros para gastar en ingredientes y hacer una receta libre en 75 minutos.

Después de probar todos los platos, el jurado decidía otorgar sus puntos y, de manera indirecta por tanto, decidir los tres expulsados de la noche. Nuria, la más pequeña de la edición, y Juan Antonio, se convertían en protagonistas. La barcelonesa conquistaba con su plato y su personalidad, acudiendo rápido a dar un beso a Jordi Cruz y un abrazo a una emocionada Eva González. El almeriense, por su parte, desataba las carcajadas del jurado por su “bosque de follen”. En redes, ambos triunfaban también.

Tras la decisión del jurado, Yara, Karen y Héctor tenían que dejar sus delantales y convertirse en los primeros expulsados de ‘Masterchef Junior 5’.

Publicidad

Comentarios