Mikel Izal ha emitido un comunicado en el que niega rotundamente las acusaciones de haber acosado sexualmente a mujeres que se han vertido contra el cantante en las redes sociales.

Publicidad

Mikel Izal es el último en sumarse a la lista de famosos españoles acusados de acoso sexual en las redes sociales. El vocalista de la banda Izal, conocido por temas como ‘Pequeña gran revolución’ o ‘El baile’, ha sido acusado en comentarios de Twitter e Instagram de acosar sexualmente a mujeres. Algunos de ellos después han sido retirados.

La noticia ha hecho que Mikel Izal se convierta en trending topic durante toda la mañana de este miércoles. Algnos usuarios han adjuntado en sus comentarios capturas de pantalla de las conversaciones intercambiadas por el músico con algunas mujeres. El cantante ha emitido un comunicado en el que niega estas acusaciones.

“Ante la horrible campaña que acontece desde ayer en redes contra mi persona, me veo obligado a emitir este comunicado, en uno de los peores días que recuerdo, y los de mi familia“, arranca el texto que firma Mikel Izal en sus perfiles de Instagram y Twitter, y en el que pasa a describir cómo está viviendo ser señalado por mujeres como acosador sexual.

“Las redes sociales han sido y son una gran herramienta en estos años para el desarrollo de mi vida profesional. Pero, como nada es blanco o negro, acaban de mostrarme su lado más terrible, dañino, injusto y falaz. Ayer la red y su crueldad anónima distorsionó el contenido de mi corazón y mi cerebro hasta hacerlos irreconocibles, usando además como arma aquello que quien me conoce sabe que me revuelve el estómago: el menosprecio a la mujer”, describe Izal, que ha visto como distintas mujeres han compartido en redes acusaciones contra él, un fenómeno que empezaba con el caso del fotógrafo Longshoots, al que se le acusa de acosar y abusar de chicas, y que también ha afectado al cómico Antonio Castelo.

“BANALIZAN, MONETIZAN Y MANOSEAN PROBLEMAS MUY GRAVES”

“No hay nada de gracioso, entretenido o ingenuo en esos textos acusadores y gratuitos, que circulan libremente por la red y que hoy me hacen pasto de las llamas a mí, mañana a quién sabe quién. No solo destapan y atentan contra la vida privada, un DERECHO de tod@s, a golpe de click, sino que banalizan, monetizan y manosean problemas MUY graves que son lacra social y tarea de la Justicia”, remarca, indignado, Mikel Izal.

Por supuesto, niego rotunda y categóricamente, cualquier acto de acoso, violación o actividad de carácter físico y sexual NO consentida. Ni con personas adultas ni por supuesto con menores de edad“, escribe tajante el cantante, que manifiesta además su intención de no entrar en detalles de su intimidad. “En cuanto al desarrollo de mi vida privada, es posible que algunos y algunas, personas individuales o colectivos, estéis esperando detalles concretos. No creo que hagan falta. Todo lo acontecido, es mío y de quienes me rodean”, dice.

“Reitero que he llevado mi vida privada como tal, siempre desde el respeto a la otra parte, de forma honesta, transparente, sin absolutamente NINGUNA actitud vejatoria.”, añade, para acabar anunciando que se reserva “el derecho de tomar las acciones legales que se consideren oportunas”.

Madrid, 9 de mayo de 2018 Ante la horrible campaña que acontece desde ayer en redes contra mi persona, me veo obligado a emitir este comunicado, en uno de los peores días que recuerdo, y los de mi familia. Las redes sociales han sido y son una gran herramienta en estos años para el desarrollo de mi vida profesional. Pero, como nada es blanco o negro, acaban de mostrarme su lado más terrible, dañino, injusto y falaz. Ayer la red y su crueldad anónima distorsionó el contenido de mi corazón y mi cerebro hasta hacerlos irreconocibles, usando además como arma aquello que quién me conoce sabe que me revuelve el estómago: el menosprecio a la mujer. No hay nada de gracioso, entretenido o ingenuo en esos textos acusadores y gratuitos, que circulan libremente por la red y que hoy me hacen pasto de las llamas a mí, mañana a quién sabe quién. No solo destapan y atentan contra la vida privada, un DERECHO de tod@s, a golpe de click, sino que banalizan, monetizan y manosean problemas MUY graves que son lacra social y tarea de la Justicia. Por supuesto, niego rotunda y categóricamente, cualquier acto de acoso, violación o actividad de carácter físico y sexual NO consentida. Ni con personas adultas ni por supuesto con menores de edad. En cuanto al desarrollo de mi vida privada, es posible que algunos y algunas, personas individuales o colectivos, estéis esperando detalles concretos. No creo que hagan falta. Todo lo acontecido, es mío y de quienes me rodean. Reitero que he llevado mi vida privada como tal, siempre desde el respeto a la otra parte, de forma honesta, transparente, sin absolutamente NINGUNA actitud vejatoria. A partir de aquí, me reservo el derecho de tomar las acciones legales que se consideren oportunas. Muchas gracias

A post shared by Mikel Izal (@mikelizal) on

Publicidad

Comentarios