El coliseo madrileño se ha unido este año a la Cabalgata de los Reyes Magos que recorrerá este viernes el Paseo de la Castellana con una carroza iluminada por 9.000 luces, coronada por la efigie de Mozart y que quiere celebrar la invención al servicio del arte reivindicando la ópera como fábrica de emociones.

Publicidad

La Cabalgata de Madrid, que partirá de la plaza de San Juan de la Cruz, junto a Nuevos Ministerios, para recorrer el paseo de la Castellana, pasando por la plaza del Doctor Marañón, la Glorieta de Emilio Castelar y la plaza de Colón, hasta el paseo de Recoletos y la plaza de Cibeles, cuenta este año con una “inesperada” carroza: la del Teatro Real. Más que inesperada, podría decirse simplemente “nueva” porque lo cierto es que su presencia está llena de sentido. ¿Qué si no la magia hace posible un arte tan complejo y emotivo como la ópera?

Así que este año, en su afán de llegar a todos los públicos, el Teatro Real se ha subido a su propia carroza para recorrer Madrid ante la atenta mirada de los niños, futuros aficionados o colaboradores. Una carroza que ha sido decorada con los más diversos elementos de atrezzo utilizados en diferentes producciones de ópera representadas en el teatro de la Plaza de Oriente. La ópera, en la que convergen música, literatura, teatro, danza, artes plásticas o cinematografía, utiliza también las más modernas tecnologías para crear esos mundos efímeros que nacen en el escenario y se desvanecen cuando baja el telón. Por eso, en la cabalgata de este año, no podía faltar el Teatro Real, donde los inventores usan todo su ingenio para crear emociones: “una oda a la imaginación creadora”.

Con más de 1000 Kg de caramelos –cuentan con la colaboración de Lacasitos-, treinta niños desfilando sobre la carroza, una comitiva formada por treinta míticos personajes de ópera y algunas de las arias más populares del repertorio lírico marcando el ritmo, la carroza del Teatro Real quiere celebrar la magia de la creatividad que, precisamente, tan bien conocen los niños. De modo que en la temporada conmemorativa de su doble aniversario -el bicentenario de su fundación y los 20 años de su reapertura-, participa por primera vez en la Cabalgata de Reyes en Madrid.

La carroza del Teatro Real para la cabalgata de Reyes
La carroza del Teatro Real para la cabalgata de Reyes

La creatividad al servicio de la magia de la ópera, que se muestra en su carroza iluminada por cerca de 9000 luces y coronada por la efigie del genial Mozart, el ‘niño’ de la música por excelencia, realizada a mano por varios artistas. Una carroza convertida en espacio que llama a soñar a través de piezas de atrezzo, maniquíes e instrumentos musicales que evocan la imaginación y la fantasía.

Los objetos expuestos fuera del escenario se convierten en iconos del ingenio que existe en los talleres del teatro, donde técnicos y artistas unen arte y oficio, para dar vida y embrujo al universo de cada ópera. Así, se podrán ver autómatas de ‘Los cuentos de Hoffmann’, de Jacques Offenbach, el zapato rojo de la ópera ‘Don Quijote’, de Cristóbal Halffter, los caballitos y soldados de ‘Tancredi’, de Gioacchino Rossini. Y, a su lado, los personajes que transitaron por distintos espectáculos con trajes que usaron solistas, cantantes del coro, actores o bailarines en obras como ‘L’elisir d’amore’ de Gaetano Donizetti, ‘Il tutore burlato’ de Martín y Soler, ‘La forza del destino’ de Giuseppe Verdi, ‘La bohème’ de Giacomo Puccini o ‘Divinas Palabras’, de Antón García Abril.

La carroza del Teatro Real para la cabalgata de Reyes
La carroza del Teatro Real para la cabalgata de Reyes

 

Publicidad

Comentarios