El periodismo taurino ha perdido a dos de sus mejores baluartes. La fotógrafa Dolores de Lara y su marido, Juan Aurelio Campos, fallecían en un trágico accidente de tráfico en Manzanares este pasado domingo. Colaboradora de ‘La Voz Libre’, nuestra compañera será enterrada en La Solana (Ciudad Real), su pueblo natal.

Publicidad

Con tan sólo 15 años, Dolores de Lara cogía una cámara de fotos para no soltarla ya jamás. Comenzaba una carrera llena de éxitos y ligada, sobre todo, al mundo taurino. Apasionada de su trabajo, sus fotos adornaron las campañas de La Casera, Nestlé o Foto Cine Abadía en sus inicios, entre otros sitios. Llegó incluso a trabajar con el que fuera ministro de Agricultura Carlos Romero.

Casada con Juan Aurelio Campos Hernández, su fiel acompañante y siempre presente en todos los actos a los que Dolores acudía con su cámara, la fotógrafa moría este pasado domingo junto a él en un trágico accidente de coche a la altura de la localidad de Manzanares (Ciudad Real), muy cerca de su pueblo natal, La Solana, donde ambos descansarán para siempre juntos.

Trabajadora incansable, sus fotos coparon las crónicas de diarios como ‘La Razón’, ‘ABC’ o ‘El Mundo’, así como en ‘La Voz Libre’, donde sus imágenes servían como acompañamiento gráfico a las columnas de la periodista María Eugenia Yagüe.

Las revistas ‘¡Hola!’, ‘Semana’ o ‘Gala’ también contaron con una de las fotógrafas más reconocidas de la profesión. Algo que le llevó a recibir galardones tan merecidos como el premio de Reporterismo Gráfico de La Tertulia Ilustrada de Madrid, el Trofeo Actualidad Siglo XXI o el premio Mujer Emprendedora 2013 de la Federación de Empresarios del Sur-Suroeste de España, así como el Premio a la Excelencia Profesional. Un reconocimiento que celebró y dedicó a su marido y al único hijo del matrimonio, Juan, quien en conversación con ‘Voz Libre’ destacaba de sus padres que “siempre iban juntos, uno al lado del otro, en todo momento”.

Juntos también crearon ‘La Montera.net’, donde Dolores ejercía de directora y Juan de subdirector adjunto. Un espacio en el que tanto Dolores como Juan publicaban sus fotos y crónicas.

El pasado mes de junio, también juntos, como siempre, celebraban que a Dolores le habían otorgado el Torsón de Oro. Un galardón que han recibido rostros como los de José María Álvarez del Manzano, Luis María Anson o el autor teatral José Alonso Millán.

Miembro del Grupo pro Arte y Cultura, Dolores de Lara cultivó también la fotografía como arte, lo que le llevó a exponer algunas de sus obras. ‘Imagen en acción’, ‘Mujeres en las Artes y las Letras’, ‘Toreros’, ‘Fotos con nombre’ o ‘Damas y toreros’ son algunas de ellas.

Francia, Alemania o Brasil, además de España, fueron algunos de los sitios en los que se pudieron disfrutar sus fotografías, de raza y muy ligadas a la cultura taurina, con una técnica personalísima y que en muchas ocasiones llegó a transformar en espléndidos cuadros.

Junto a ella, su inseparable Juan, hombre discreto y siempre apoyo incondicional de su mujer. Periodista y cronista, no dudó en ser bastón y arropo de Dolores, con quien creó una vida que se les iba a los dos a la vez en la carretera.

Como siempre, juntos, habían dispuesto ya descansar eternamente en su pueblo, La Solana (Ciudad Real), donde ambos han sido despedidos por sus familiares y amigos en el tanatorio.

Este martes 28 de noviembre, la iglesia de Santa Catalina, en la plaza mayor de La Solana, acogerá la misa funeral del matrimonio a las 11:00 horas.

Dolores de Lara y Juan Campos dejan un recuerdo imborrable en todos los que les conocían y en el equipo de ‘Voz Libre’. El mundo pierde con ellos dos grandes profesionales pero mejores personas. D.E.P.

Publicidad

Comentarios